Saltar al contenido principal

Innovador sistema de eliminación de piojos promete mejorar bienestar de los peces

La nueva unidad Optispyling funciona junto con Optilicer y también se puede adaptar a Thermolicer. Foto: Arne Bakke.
La nueva unidad Optispyling funciona junto con Optilicer y también se puede adaptar a Thermolicer. Foto: Arne Bakke.

Noruega: Se trata de Optispyling, que se puede combinar junto con los tratamientos Optilicer y Thermolicer, el que permite que los salmones no sufran daños y estén mucho más tranquilos.

Arne Bakke es el director general de la compañía Bakke AS, quien le dice al sitio asociado a Salmonexpert, Kyst.no , que han desarrollado un nuevo tipo de unidad de eliminación de piojos, llamado Optispyling.

La unidad se usa fácilmente junto con Optilicer, que ya es bien conocido en la industria del salmón, y el equipo también se puede adaptar a Thermolicer.

“Llevamos mucho tiempo desarrollando una unidad de lavado que permite bajar la temperatura de Optilicer durante la eliminación de piojos, pero al mismo tiempo mantener el mismo resultado”, expresó el ejecutivo.

Baja la temperatura

La idea surgió sobre la base de los requisitos de la Autoridad Noruega de Seguridad Alimentaria para la temperatura en el tratamiento de agua caliente, que endurecerá las reglas cuando se trata de uso de alta temperatura para tratamientos de piojos.

Bakke puede decir que durante las pruebas han estado por debajo de los 28 grados durante el tratamiento en invierno, pero en el verano han estado hasta 30 grados.

“Cuando el pez sale del Optilicer, hemos construido una cámara especial que nos permite enjuagar el pez antes de que vuelva a salir en la jaula, para que sea un tratamiento combinado”, afirmó el director general de Bakke AS.

El mismo resultado

Según Bakke, la unidad de eliminación de piojos Optispyling se ha probado en distintos equipos y han analizado el bienestar utilizando el dispositivo, verificando el innovador método.

“Parece muy prometedor. A altas temperaturas tenemos un efecto del 100% sobre los piojos. Bajando un poco la temperatura, podemos mantener el mismo resultado que un tratamiento térmico normal, y el pez no sufre daños y está mucho más tranquilo”, describió el ejecutivo.

“Hemos construido y desarrollado el sistema en nuestro buque Seisund, donde lo llevamos a bordo desde el invierno. El puntaje de bienestar se ve muy bien y hemos adaptado especialmente el sistema para que encaje perfectamente en Optilicer, que se usa ampliamente”, informó Bakke. 

Lea también: