Skip to main content

Salmonicultura y entorno: Las claves para propiciar discusiones legislativas

El jefe de la División de Acuicultura de Subpesca dirigió la presentación “Regulación e institucionalidad de la acuicultura chilena: una perspectiva a futuro”. Imagen: Daniella Balin, Salmonexpert.
El jefe de la División de Acuicultura de Subpesca dirigió la presentación “Regulación e institucionalidad de la acuicultura chilena: una perspectiva a futuro”. Imagen: Daniella Balin, Salmonexpert.

Chile: Eugenio Zamorano estableció que la industria salmonicultora enfrenta desafíos transversales a nivel global, ligados a necesidades como el fortalecimiento de la transparencia, el aumento de inversión en innovación y desarrollo de nuevas tecnologías, el mejoramiento de la percepción de la comunidad, y la profundización de la colaboración entre el sector público y privado.

En el marco del evento Aquaforum realizado en la décima versión de la feria acuícola pesquera Aquasur, Eugenio Zamorano, jefe de la División de Acuicultura de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) dirigió la presentación “Regulación e institucionalidad de la acuicultura chilena: una perspectiva a futuro”, centrada en exhibir los principales desafíos de la acuicultura.

El también médico veterinario de la Universidad de Chile, comentó que la acuicultura se desarrolla en un entorno que evoluciona constantemente, por lo que el continuo trabajo de vinculación de la salmonicultura con las comunidades locales y sociedad civil es uno de los más importantes desafíos que enfrenta el sector.

“Una correcta vinculación con la sociedad es clave para propiciar un escenario político adecuado, con el fin de generar una discusión de fondo, que le permita al Ejecutivo impulsar cambios en una industria como la salmonicultora”, dijo el representante de Subpesca.

Salud, I+D y relocalizaciones

A esto, se suma la necesidad de reducción del uso de antimicrobianos, que para Zamorano hoy es “una brecha y amenaza que debe ser abordada, ya que puede convertirse en una limitación para el acceso a nuevos mercados de destino y la mantención de una buena posición en los países donde lideran el salmón chileno lidera las importaciones”.

Desde el Gobierno, aseguró que están trabajando en políticas para reducir el uso de antibióticos, pero “también debe haber inversión en innovación por parte del sector privado, respecto de vacunas y alternativas no terapéuticas”.

Mercado y coyuntura

Para Zamorano, cualquier fenómeno de mercado puede afectar la coyuntura. El representante de Subpesca dio como ejemplo las exigencias establecidas en línea con la regulación estadounidense, que establece que los países que exporten productos pesqueros y acuícolas deben cumplir con un estándar en materia de protección de mamíferos marinos, como el lobo de mar. Desde Chile, esperan que, de aquí a fines de 2021, ya exista una certificación para acreditar que los procesos de extracción pesquera y cultivo acuícola se desarrollan sin afectar a los mamíferos marinos.

“Es necesario mejorar desde lo estructural y la coordinación, la investigación y desarrollo de áreas como epidemiologia, diagnóstico, prevención (vacunas), control de enfermedades (nuevos antibióticos) y nuevas fuentes de proteína. A esto, se suma el perfeccionamiento de los instrumentos de investigación para la normativa y administración sectorial”, añadió.

Respecto de la Innovación y Tecnología (I+D), destacó que a través de Corfo están apoyando el desarrollo de dos proyectos de acuicultura oceánica.

“También vemos necesario impulsar la expansión de sistemas de producción cerrados, como RAS, para enfrentar de la mejor manera la interacción de la salmonicultura con otras actividades, la sociedad y medio ambiente”, dijo. 

Es necesario mejorar la coordinación con entes públicos y privados a nivel nacional y regional para las iniciativas de investigación, innovación, transferencia tecnológica y fomento productivo”

Eugenio Zamorano.

Respecto de la consolidación del ordenamiento territorial, Zamorano comentó que continúan trabajando en la relocalización de concesiones y en la creación de nuevos sectores para al acuicultura a pequeña escala, “especialmente para darle mayor certeza a los captadores de semillas de mitílidos frente a otras figuras de afectación (Ecmpo)”.

Nuevo proyecto de ley

A finales de septiembre pasado, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, anticipó que el Ejecutivo prevé enviar el próximo año al Congreso un proyecto de ley enfocado puntualmente en la acuicultura.

Al respecto, Zamorano expresó que, “el Gobierno está motivado en trabajar en proyecto de Ley de Acuicultura, centrado en abrir las puertas de la acuicultura a sectores de menor escala. Acceder a una concesión de acuicultura se demora en promedio siete años, lo que es un desincentivo para los pequeños productores y queremos mejorar esta área y muchas otras”.

En tanto, en lo que respecta a salmonicultura, esta ley que está recién en una etapa de construcción comprenderá la profundización de proyectos de acuicultura oceánica, fomentando “el desarrollo de nuevas tecnologías y búsqueda de nuevos sitios de cultivo que permitan producir en zonas lejanas a la costa”.

Los desafíos que tiene Chile son básicamente los mismos que tiene la acuicultura en Noruega, Escocia y Canadá: fortalecimiento de la transparencia, inversión en innovación y desarrollo de nuevas tecnologías, mejoramiento de la percepción de la comunidad, y aumento de la colaboración entre el sector público y privado. El llamado es a trabajar en estos cuatro pilares. Cualquier discusión de fondo respecto de la acuicultura, requiere abordar estos puntos, con el fin de no caer en discusiones parciales que resuelvan fenómenos puntuales”

Eugenio Zamorano.
Lea también: