Saltar al contenido principal

Resiter adquiere empresa que revaloriza residuos plásticos de la salmonicultura

Firma del acuerdo entre Resiter y Greenspot. Foto: Greenspot.
Firma del acuerdo entre Resiter y Greenspot. Foto: Greenspot.

Chile: Se trata de Greenspot, que con esta importante asociación, crecerá con más fuerza conjunta para dar sus soluciones de economía circular, a industrias como la acuícola en Chile.

Un acuerdo de asociación que permitirá aumentar significativamente la valorización de los residuos plásticos en industrias de la región de Los Lagos, y el resto de Chile, tales como la salmonicultora se llevó a cabo el pasado viernes 17 de diciembre. 

Resiter, líder en economía circular, y Greenspot, empresa especialista en valorización de residuos plásticos, comenzarán a operar en conjunto con el fin de entregar más y mejores soluciones a aquellas compañías que buscan trabajar en pos de la sustentabilidad. 

“Para Resiter, este es un nuevo paso para seguir haciendo realidad la economía circular en toda Latinoamérica, tal como lo ha venido haciendo en los últimos 40 años. Estamos seguros que junto a Greenspot crearemos innovadoras soluciones que nos permitirán mitigar el impacto que generan los residuos plásticos en el medio ambiente, ofreciendo soluciones más integrales a las empresas”, señala Ricardo Macari, CEO de Resiter. 

“Hemos trabajado duro por casi 5 años para aumentar nuestra capacidad, pero la respuesta no es suficiente a la necesidad que tiene el país en la actualidad. Por eso y por el gran compromiso que tenemos con el medio ambiente, hemos unido fuerzas con Resiter y así poder crecer y escalar este proyecto para llevar economía circular a más regiones del país, porque creemos que éstas necesitan dejar de ser recolectoras de residuos para convertirse en valorizadoras”, destaca Benjamín González, CEO y socio fundador de Greenspot. 

En entrevista con Salmonexpert, González describe las implicancias de este acuerdo. 

¿En qué consiste su alianza con Resiter?
Nuestra alianza con Resiter consiste en una asociación donde Resiter entra con una participación mayoritaria que nos permite levantar capital para aumentar nuestra presencia, procesos y así procesar más kilos de residuos plásticos llevándolos a una nueva vida.

¿Cómo operará esta alianza hacia la salmonicultura?
Nosotros seguimos operando de la misma manera y con el mismo propósito del inicio, brindar una solución sustentable de triple impacto que genere Economía Circular en nuestro país. Para ello, hemos trabajado un plan de desarrollo que yo mismo lideraré, y que nos permitirá crecer en capacidad, ubicaciones y expandir nuestras soluciones locales para la valorización de residuos.

¿Por qué decidieron concretar la alianza?
Hace un tiempo detectamos que había una necesidad creciente, muy de la mano de la ley REP. Una necesidad que a pesar de estar trabajando a toda capacidad, no estábamos siendo capaces de alcanzar. Esto nos llevó a diseñar un plan de crecimiento, buscar alternativas para ello y en ese camino es que nos encontramos con Resiter una empresa con mucha experiencia en gestión de residuos y economía circular en el país y en América Latina. Existe todo un conocimiento que hemos acumulado a través de estos años y lo lógico es buscar colaboración para concretar el escalamiento que permita que otras regiones del país también dispongan de esta solución para el plástico descartado.

Resiter trabaja actualmente con más de 1.500 empresas valorizando residuos provenientes de diversas industrias como la minería, celulosa, alimenticia, láctea, forestal, petrolera, agrícola, entre otras, lo que ha permitido gestionar, sólo en el último año, más de 800 mil toneladas de residuos sólidos y 12,7 millones de metros cúbicos de líquidos, gran parte de los cuales han sido transformados y reinsertados a nuevos procesos productivos. 

Greenspot, por su parte, es una empresa B Certificada pionera en la valorización de residuos plásticos industriales en el sur de Chile. Desde 2017 ha procesado cerca de 2 millones 500 mil kilos de estos residuos para transformarlos en nueva materia prima y productos, generando así una solución sustentable para un problema permanente en la zona. 

Lea también: