Saltar al contenido principal

Salmonicultora acude a tribunales para evitar que activista ingrese a sus centros

Don Staniford fotografiado en uno de sus propios videos durante una visita fuera de horario a un centro de salmón.
Don Staniford fotografiado en uno de sus propios videos durante una visita fuera de horario a un centro de salmón.

Reino Unido: “Las acciones de esta persona de los que hemos sido testigos son motivo de gran preocupación y no es algo que nuestro personal deba soportar mientras realiza su trabajo diario”, afirman desde Mowi. 

Mowi Escocia ha acudido a los tribunales para evitar que el activista anti-salmonicultura Don Staniford ingrese a sus centros de cultivo.

La compañía está buscando un interdicto permanente (medida cautelar) contra Staniford quien, dice Mowi, “ha seguido poniéndose a sí mismo y a los empleados y animales de la compañía en riesgo a pesar de las reiteradas solicitudes de no hacerlo”.

Mowi está buscando órdenes que impidan que Staniford ingrese, sujete embarcaciones o se acerque a menos de 15 metros de todas las estructuras, muelles, pasarelas, edificios, flotadores o corrales en sus sitios de cultivo de salmón. Tras la presentación de documentos judiciales, él se comprometió a no actuar como se le reclama en espera de una determinación completa de los procedimientos.

Causa de gran preocupación

Ben Hadfield, director de operaciones de Mowi Escocia, afirma: “Los comportamientos y acciones de esta persona de los que hemos sido testigos durante los últimos dos años son motivo de gran preocupación y no es algo que nuestro personal deba soportar mientras realiza su trabajo diario. Todos deberían poder ir a trabajar y esperar que su lugar de trabajo esté libre de acoso e intimidación”.

“Si bien estos comportamientos y la total falta de respeto hacia nuestros empleados nos preocupan profundamente, la base de estos procedimientos judiciales es garantizar la seguridad y el bienestar de nuestros empleados, nuestros peces y el Sr. Staniford y sus asociados. Nuestro negocio también recibe mucha supervisión de profesionales con licencia, reguladores gubernamentales y auditores externos y, por lo tanto, no requiere los servicios de personas autoproclamadas”, indica el ejecutivo.

“No queríamos buscar un recurso legal, pero no podemos quedarnos al margen y observar a cualquier persona que se arriesgue a lastimarse a sí misma o que provoque daño intencional o involuntariamente a nuestros empleados o nuestros peces. Estas incursiones son peligrosas, no autorizadas, ponen en riesgo nuestros estrictos protocolos de salud y tienen un impacto inaceptable en nuestros dedicados empleados", sostiene el representante de Mowi Escocia.

316 inspecciones

Mowi Escocia señala que sus centros fueron inspeccionados 316 veces en 2020 por organizaciones de terceros que incluían a Marine Scotland, la Agencia de Protección Ambiental de Escocia (SEPA) y la RSPCA, y muchos de sus datos se proporcionaron en línea para que el público pueda acceder a ellos.

En julio pasado, Staniford filmó peces moribundos y muertos durante visitas a cuatro sitios de Mowi realizadas cuando los técnicos de los centros habían terminado o aún no habían comenzado su turno.

Editó imágenes para hacer un video corto que, según él, era evidencia de abuso de la asistencia social. Staniford envió una denuncia a la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal (APHA), la unidad de delitos contra la vida silvestre de la Policía de Escocia, Marine Scotland, los ministros del gobierno escocés, la RSPCA y la SPCA escocesa.

Visita RSPCA

La RSPCA envió un oficial de ganadería agrícola especialmente capacitado y un asesor asegurado por la RSPCA para investigar los sitios. “Durante su visita no encontraron ninguno de los problemas resaltados en las imágenes tomadas a principios de este mes y quedaron satisfechos de que los peces que vieron estaban siendo manejados y cuidados adecuadamente”, apunta la RSPCA.

“Si bien nos tomamos muy en serio los reclamos de asistencia social precaria, este alegato proviene de una persona que nunca ha trabajado en el negocio, que anteriormente hizo reclamos similares sin fundamento, fue declarado culpable de difamación y el juez de la corte lo describió como un fanático”, argumenta Hadfield. "El salmón cosechado en estos centros mostró 98,8% de calidad superior, con, gran apariencia en buenas condiciones físicas". 

Lea también: