Saltar al contenido principal
CEO y fundador de Greenspot, director de Asipla, Benjamín González.
CEO y fundador de Greenspot, director de Asipla, Benjamín González.

*Columna de opinión para Salmonexpert del CEO y fundador de Greenspot, director de Asipla, Benjamín González.

Algo de luz después del largo túnel pandémico pareciera verse durante las últimas semanas: a la baja sostenida de los casos diarios Covid-19 – a pesar de la temida variante Delta – se ha sumado un nuevo impulso económico que ha alcanzado consenso de casi todos los sectores politicos, gremiales y académicos.

Cómo no celebrarlo, si el Imacec de mayo alcanzó un 18,1% de expansión, aunque las autoridades se han mostrado cautas explicando que lal cifra se debía a la baja base de comparación, lo anterior fuertemente empujado por la recativación de la actividad comercial, que en dicho mes aumentó por sobre el 50% de crecimiento respecto del año pasado.

Pero la realidad siguió sorprendiendo, llegando en junio a un Imacec a un histórico 20,1% siendo el más alto desde que se tenga registro, cifra similar a la más reciente de julio.

Todo se ve bien hacia adelante, en lo que a crecimiento -clásico-  se refiere, sin embargo, más allá del optimismo por estos indicadores, pareciera desgraciadamente no ocurrir lo mismo con el anhelo de una Reactivación Sostenible.

Así observamos que van pasando las semanas y los meses, y que los conceptos y lineamientos de Sostenibilidad de largo plazo que se mantenían en la palestra como pivotes para empujar una Nueva Economía Sostenible, Regenerativa y Circular, no han logrado consolidarse como pilares de esta nueva etapa de reactivación.

En este escenario, nuestra Industria Acuícola tiene la una oportunidad única de transformarse en referente y promotor de economía sostenible en el país, ya que lleva muchos años trabajando seriamente en esta línea.

En este sentido, existen varios ejemplos  de colaboración exitosa, y ya son varias las empresas que se encuentran colaborando y donde se han articulado iniciativas junto a diversos emprendimientos sostenibles. Así tenemos como ejemplo: las de tablas de material reciclado (GoodWood); construcciones modulares en base EPS reciclado (Bleco); reutilización de lodos y compostaje de orgánicos (Regenera Orgánico); composteras, racks de agua y Gas (Greenspot - Blumar); Vermicomposteras (FUE-Nodo); medición de impactos y huellas (Greenticket) y la lista suma y sigue.

Todo este talento e innovación ha nacido en base a la convicción que ha puesto la industria salmonicultora y un importante número de profesionales establecidos en la zona, en establecer una Economía Sostenible, un tipo de empresa diferente que es capaz de leer y medir sus impactos (y no sólo un % de crecimiento financiero), hacerse cargo de ellos y enfocarse en una nueva forma de medición de satisfacción, en la que el éxito está en función de tres variables: Medio Ambiente, Comunidad y Financiera.

La delicada mezcla de las tres variables permite optimizar el resultado final de la acción empresarial como un todo, no solamente midiendo los tradicionales Estados de Resultados…. Es ahí donde está la sostenibilidad, y es donde la industria está colaborando y avanzando -sin embargo- puede hacerlo aún más, eligiendo proveedores locales, sostenibles y circulares, y dándole cabida a más proyectos y más productos de éste tipo.

Hoy tenemos una oportunidad única como actividad industrial, de recomenzar enfocados en los resultados integrales de nuestra acciones con el entorno. Los emprendedores sostenibles ya comenzamos, la Industria Acuícola cada día se involucra con más fuerza y avanza por el camino de la sustentabilidad, sin embargo, para que el cambio sea de la magnitud que se necesita, todos debemos jugar un rol activo porque todos tenemos la opción de impulsar el cambio desde nuestra vereda a través de nuestras acciones diarias y elecciones como consumidor. ¿Tú le darás la oportunidad?.