Skip to main content

Trabajadores atentos frente a ley que permite pesca de salmones escapados

Chile: La Multisindical de Trabajadores Salmoneros, Ramas Afines y Pesquerías, expuso en la Cámara de Diputados propuestas de mejora ante escapes de peces. 

Tras el escape de 690 mil peces del centro Punta Redonda de Marine Harvest Chile, se reactivó la discusión en la Comisión de Pesca y Acuicultura de la Cámara de Diputados relativa al proyecto de ley que pretende terminar con la prohibición de captura de especies salmonídeas provenientes de operaciones de cultivo de las empresas de la industria. 

Frente a esto, la Multisindical de Trabajadores salmoneros, ramas afines y pesquerías dio a conocer su posición a los parlamentarios, afirmando que ante la posibilidad de legalizar la pesca de salmones escapados, están preocupados ya que hasta ahora los efectos del consumo de salmón con antibióticos en la salud humana, no han sido comprobados, siendo un riesgo para la salud de la población este punto. “No se puede comprobar, ni garantizar la trazabilidad e inocuidad de un salmón escapado”. 

Es por eso que los trabajadores plantearon en la Cámara de Diputados que se elabore una normativa que regularice el fondeo de los centros de cultivo, que garantice la seguridad de las instalaciones y sea común para todos. Ello, además de que existan fiscalizaciones de parte de un tercero especializado, que se emitan informes periódicos de mantención de las instalaciones, para evitar eventos de escape de salmónidos como el de Marine Harvest Chile. 

En cuanto a los plazos, los trabajadores propusieron en la comisión parlamentaria que sea de máximo 30 días para abrir la captura, y en relación a la recaptura, que se decomide el pescado recapturado, autorizándose más puntos de desembarque y que las empresas paguen por la recaptura de los salmónidos.

Considerando las sanciones, plantearon que si la compañía se encuentra con sus revisiones de fondeo al día, se declare el siniestro y se consideren los castigos del reglamento sectorial. De lo contrario, la firma implicada enfrenta multas que podrían llegar hasta la pérdida de la concesión.