Centro de cultivo Porcelana de Salmones Camanchaca. Foto: Archivo Salmonexpert.
Centro de cultivo Porcelana de Salmones Camanchaca. Foto: Archivo Salmonexpert.

Salmones Camanchaca aumenta pérdidas y ampliará su exposición en Aysén

Chile: Impactada por desafiantes condiciones ambientales, que golpearon sus operaciones en fiordos con floraciones de algas nocivas, la empresa ahora prevé una normalización progresiva de sus operaciones.

Publicado

Durante el primer semestre de 2021, Salmones Camanchaca cosechó 15.585 toneladas de salmón Atlántico, 34,6% inferior a la cosecha del mismo período de 2020, que fue de 23.812 toneladas. La disminución se debe a los eventos de algas y bajas de oxígeno ocurridos en el verano de este año en el fiordo Reñihue, que limitaron la alimentación, y desde donde provino parte de las cosechas del primer trimestre y todas las del segundo. A la fecha, no ha habido cosechas de salmón coho en el actual ejercicio, informó la empresa en sus resultados financieros.

Los ingresos del período alcanzaron los US$120 millones, 10% o US$14 millones inferiores. En tanto, el volumen vendido de salmón Atlántico fue un 9,5% inferior y alcanzó 20.641 toneladas, y el precio medio de venta fue US$5,14, 2,9% o 15 centavos de dólar más bajo. “Si bien los precios del mercado de referencia han ido aumentando durante el año, el menor volumen cosechado y la estrategia de programas contratados para productos de valor agregado, han hecho gradual la captura de precios más elevados observadas en el mercado spot”.

En ese sentido, la compañía estima que existen fundamentos en el mercado, tanto de oferta como de demanda, para que las condiciones actuales de precios sobre los promedios históricos se mantengan durante el segundo semestre del año. Las estimaciones de Kontali apuntan a una reducción de 15% en la oferta chilena este año, y el éxito de las campañas de vacunación han permitido abrir los canales de restaurantes en los mercados y tener una demanda robusta.

Los costos de venta del salmón Atlantico se vieron fuertemente afectados por los elevados costos exjaula que durante el semestre alcanzaron los US$4,33/kg pez vivo (US$4,65/kg WFE), alza originada en bajos pesos medios de cosechas de tres centros del fiordo del Reñihue, afectados desde fines de 2020 por eventos de algas y oxígeno. A ello se sumó un evento extraordinario en parte de marzo y abril de algas nocivas en el fiordo del Comau, que dejó mortalidad no cubierta por seguros y, por lo tanto, llevada a costo del período. 

Todo ello alejó el costo del objetivo de largo plazo de la empresa (US$3/kg pez vivo, o US$ 3,23/Kg WFE). Como consecuencia de los menores volúmenes procesados que los pesos medios generaron, los costos de proceso también se vieron perjudicados, registrando US$ 1,3/kg WFE lo cual es un 30% mayor al objetivo de largo plazo.

La salmonicultora” estima que una vez completada en agosto 2021 la cosecha de estos tres centros del Reñihue y ya concluido el incidente del Comau, los costos y volúmenes de cosechas tenderán a normalizarse en la segunda parte del año”, para reiniciar períodos positivos desde 2022.

Como consecuencia de lo anterior, el EBIT operacional antes de ajustes de Fair Value, fue -US$26 millones, lo cual es US$28 millones inferior a lo registrado anteriormente en sus resultados financieros. 

Producto de todo esto, la pérdida después de impuestos alcanzó los US$23,6 millones en los primeros seis meses del año en curso, lo cual es mayor a aquella registrada en el mismo período de 2020, que fue de US$ 14,6 millones. La mayor parte de esta diferencia es explicada por el impacto en costos de los eventos de algas y oxígeno en fiordos de la región de Los Lagos.

Objetivos de largo plazo

Sobre esto, el vicepresidente de Salmones Camanchaca, Ricardo García, apuntó que “de cara al futuro, hay condiciones favorables para la compañía. En primer lugar, en 2021 los mercados del salmón han reaccionado muy favorablemente, y la demanda es más fuerte que nunca, lo que bajo un contexto de oferta limitado generó precios en máximos históricos, y se espera que este escenario continúe en 2022. En segundo lugar y para los próximos ciclos, nuestra compañía tendrá un enfoque más cauteloso con respecto a los fiordos, ampliando su exposición a la región de Aysén, aprovechando numerosos centros de cultivos disponibles. Además, nuestra experiencia favorable con el salmón coho permitirá tener una mayor exposición a esta especie en los fiordos, ya que se cosechan antes de la temporada de verano”. 

García afirmó: "Los fundamentos de este negocio se mantienen sin cambios, y las capacidades de Salmones Camanchaca para adaptarse a los cambios ambientales nos permiten preservar nuestro plan de crecimiento para los próximos años, cuando apuntamos a alcanzar las 70.000 toneladas de cosecha de salmónidos, con ahora probablemente una fracción ligeramente mayor de la región de Aysén y salmón coho. Este perfeccionamiento estratégico se llevará a cabo paralelamente a numerosas mejoras operativas que aportarán nuevas tecnologías adaptadas y mejores prácticas en el cultivo, procesamiento y comercialización. Estos primeros seis meses de 2021 han sido un obstáculo evidente, pero no han cambiado nuestros objetivos a largo plazo".