La iniciativa es impulsada por el Movimiento Popular Fueguino. Foto: Archivo Salmonexpert.
La iniciativa es impulsada por el Movimiento Popular Fueguino. Foto: Archivo Salmonexpert.

Presentan proyecto para prohibir salmonicultura en el canal Beagle

Argentina: La iniciativa plantea que la actividad salmonicultora representa “una potencial amenaza medioambiental de consecuencias inconmensurables e irreversibles para el ecosistema” del canal Beagle.

Publicado

Mediante un proyecto de resolución impulsado por el Movimiento Popular Fueguino (MPF), la Legislatura argentina avanza en el debate por el rechazo a la industria salmonicultora en el canal Beagle, según se informa en el sitio web actualidadtdf.com.

“Al no reconocer fronteras al medio ambiente, cualquier actividad de la salmonicultura y su explotación industrial en cercanías de la localidad de Puerto Williams, representa una potencial amenaza medioambiental de consecuencias inconmensurables e irreversibles para el ecosistema de la región”, sostienen en los fundamentos de la resolución.

En el articulado, los legisladores exhortan al Gobierno Nacional a que “concrete acciones diplomáticas y de vigilancia, en el marco de las reglas internacionales vigentes y, en particular, del Tratado de Paz y Amistad entre la Argentina y Chile de 1984 mediante las instancias de concertación y negociación bilateral por eventual concesión, por la República de Chile, de permisos de explotación para criar y explotar especies ictícolas salmónidas en las inmediaciones del canal Beagle”. 

También, posan su mirada sobre el “impacto ambiental que la piscicultura y explotación industrial de especies salmónidas” realizadas en Zona Económica Exclusiva chilena, y que “pueda afectar al ecosistema del mar de la Zona Austral y el canal Beagle, ámbito natural inescindible entre ambas jurisdicciones, al no reconocer el ambiente físico fronteras convencionales”.

Finalmente, el bloque de Legisladores del MPF busca “prohibir, en la jurisdicción provincial, la explotación en criadero de salmónidas” y piden que sea la Cancillería de Argentina, en el marco del Tratado de Paz y Amistad de 1984, quien “intervenga en el asunto”.