Microalga podría transformarse en nueva vacuna oral para IPN

Nannochloropsis sp.
Nannochloropsis sp.

Alemania: Científicos lograron expresar la proteína VP2 del virus IPN en Nannochloropsis oceanica, una microalga que podría ser administrada en el alimento de los salmones.

Publicado

Las microalgas son productoras naturales de varios compuestos biotecnológicamente relevantes de alto valor, incluidos carotenoides, ficobilinas, esteroles y ácidos grasos poliinsaturados (PUFA).

Sin embargo, mediante ingeniería genética investigadores de la Universidad de Hamburgo, Alemania, y Zybio Inc, China, utilizaron la microalga bien caracaterizada Nannochloropsis oceanica para producir la proteína VP2 del IPNV.

Esta proteína es de importancia ya que media la unión de la célula huésped con el virus y forma los principales epítopos antigénicos que son reconocidos por anticuerpos neutralizantes.

Vacuna oral

Luego de muchos procesos, los mejores candidatos debido a sus análisis cinéticos de crecimiento y producción de VP2 en fotobiorreactores, los investigadores lograron un alto rendimiento de producción de 4,4% de proteína soluble total (TSP).

“La producción de proteínas recombinantes fue bastante constante durante muchas generaciones y robusta con respecto a la estabilidad proteolítica y la integridad de las proteínas y su independencia de la fase de crecimiento”, explicaron los autores al respecto.

A la luz de estos resultados, los científicos señalaron que la biomasa de N. oceanica podría agregarse al alimento de peces para una vacunación oral.

De hecho, debido a que N. oceánica tiene una pared celular gruesa y rígida (aproximadamente 0,1 µm), que está hecha de una celulosa y algaenano hidrofóbico, la microalga probablemente puede servir aún mejor para la bioencapsulación de la proteína VP2 en comparación con, por ejemplo, las levaduras.

“La bioencapsulación de una vacuna en N. oceanica mejora la protección antigénica contra la desnaturalización parcial y la escisión en el entorno ácido del estómago y mejora las respuestas inmunitarias después de la liberación de proteínas en el intestino de los peces. Además, la estrategia de alimentar microalgas enteras también elude la necesidad de extraer productos de alto valor, lo cual es un desafío debido a la pared celular rígida y al tamaño pequeño de Nannochloropsis”, concluyeron los expertos.

Lea el estudio completo titulado “Production of a viral surface protein in Nannochloropsis oceanica for fish vaccination against infectious pancreatic necrosis virus”, aquí.