En Puerto Natales el Presidente Gabriel Boric insistió en que concesiones en áreas protegidas deben salir. Foto: Presidencia.
En Puerto Natales el Presidente Gabriel Boric insistió en que concesiones en áreas protegidas deben salir. Foto: Presidencia.

"Industrias como la salmonicultura tienen que salir de zonas protegidas"

Chile: Durante su visita de tres días a la región Magallanes, el Presidente Gabriel Boric, señaló que la industria de la salmonicultura en Chile “tiene hartos pecados que contar”.

Publicado

Quizás sin quererlo, el Presidente Gabriel Boric puso como uno de los temas más relevantes en su reciente visita a la región Magallanes el de la industria salmonicultora. Lo hizo en el primer día de su gira cuando, al responder a una dirigente social, planteó que pretende avanzar en “una moratoria para la salmonicultura, que no siga creciendo”.

Después de eso, en distintas reuniones con la comunidad y los medios de comunicación profundizó en sus dichos. El Presidente sostuvo una mirada crítica sobre la industria por sus efectos en el medio ambiente.

Cuando era diputado, Boric presentó un proyecto de ley para establecer una moratoria en la entrega de concesiones a las empresas. En Magallanes, sostuvo que quiere insistir en esa idea, aplicando la suspensión de concesiones mientras no haya estudios científicos independientes sobre la capacidad de carga de los suelos marinos.

Y fue enfático para rechazar la presencia de la industria en áreas marinas protegidas: “aunque sea duro decirlo, industrias como la salmonicultura tienen que salir de esas zonas”, dijo en Puerto Natales, donde defendió la vocación turística de esa comuna por sobre otras actividades.

Nicolás Grau, ministro de Economía. Foto: Salmonexpert.
Nicolás Grau, ministro de Economía. Foto: Salmonexpert.

Empleo en la industria

El Presidente de la República reconoció que hay muchos trabajadores y familias que dependen de la industria salmonicultora y que en su Gobierno buscarán el equilibrio entre la generación de empleo y el cuidado medio ambiente, abogando por aumentar las capacidades de fiscalización para los organismos del Estado.

“Debemos buscar el equilibrio entre aquellas industrias que otorgan trabajo, pero que muchas veces no lo han hecho bien, y la industria de la salmonicultura en Chile tiene hartos pecados que contar”, afirmó. Pero ante numerosos opositores de la actividad salmonicultora indicó que “no debemos cometer el error de decirle a trabajadores esforzados, con familias, que son nuestros enemigos”.

Por su parte, el ministro de Economía Nicolás Grau, quien acompañó la gira a Magallanes, reconoció a la salmonicultura como una actividad muy importante para el país y para la cartera que encabeza y afirmó que la mirada del gobierno es que el desarrollo económico tiene que ser compatible con el medio ambiente.

“No creemos que sean cosas contradictorias y estamos seguros de que Chile está encontrando una estrategia de desarrollo que logre combinar el medio ambiente con el dinamismo económico”, señaló Grau en Magallanes.