Reserva Nacional Kawésqar. Foto: Archivo Salmonexpert.
Reserva Nacional Kawésqar. Foto: Archivo Salmonexpert.

Salmonicultores alertan consecuencias de quitar concesiones de áreas protegidas

Chile: La industria afirma que caducar concesiones de salmón en áreas protegidas, generará más focos de conflicto, ya que estos centros de cultivo representan el 30% de la operación total.

Publicado

En alerta están los productores de salmón en Chile, a causa de proyectos de ley que buscan quitar concesiones acuícolas desde áreas protegidas, preocupaciones que fueron dadas a conocer por las asociaciones gremiales en el Senado. 

Desde la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, afirmaron que las concesiones otorgadas por el Estado a la industria acuícola en la región “son legítimas, válidas y ajustadas a derecho. Los conflictos de uso es un problema de ordenamiento territorial. Es el Estado quien define dónde, cómo y cuánto producir”.

Así las cosas, en el gremio admitieron que “vemos con preocupación propuestas que apuntan a caducar concesiones otorgadas en áreas protegidas. Estas ideas maximalistas son fuente de nuevos conflictos. La industria del salmón tiene un alto y actualizado estándar ambiental y sanitario. La normativa se encuentra en constante revisión y modificación”.

Para la entidad, el concepto de concesión acuícola sustentable -que se quiere establecer para que se permita, sólo bajo esa figura, el cultivo de salmón en áreas protegidas- “requiere debatir a nivel reglamentario sobre ordenamiento territorial, burocracia y criterios de otorgamiento. Es urgente que se diseñen e implementen los planes de manejo de las diversas Reservas Nacionales en los que interactúan los actuales centros”.  

La Asociación de Salmonicultores de Magallanes señaló, apuntando a una de las soluciones que no se han concretado. que “nos preocupa que las relocalizaciones se transformen en una utopía y que su realización y materialización sean imposibles. Llevamos más de 10 años es, la experiencia no es buena. Se requiere de un proceso dirigido e implementado por el Estado”.

En tanto, de acuerdo con el gremio, la falta de planificación y manejo territorial del borde costero es una fuente de tensión permanente y requiere de la intervención del Estado para resolver los usos futuros y ordenar lo vigente, quitando competitividad a la industria chilena frente a otros países que producen salmón, donde Noruega proyecta 5 millones de toneladas al 2050; China 230 mil toneladas al 2035 y en Estados Unidos, se están identificando nuevas áreas aptas para acuicultura además de las iniciativas en tierra que estiman sobre 200 mil toneladas.

Por su parte, el Consejo del Salmón planteó en el Senado también que” es necesario compatibilizar el cuidado del entorno con las oportunidades de progreso para la población a través del desarrollo de las distintas actividades económicas. Se pueden definir distintas categorías de protección en las áreas protegidas, algunas en las que no se puede hacer nada, y zonas en que sí se puede generar progreso, cuidando los objetos de protección”.

Según el Consejo del Salmón, en el mar de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes se han otorgado concesiones de salmonicultura para el desarrollo de la acuicultura en sólo el 0,14% de las áreas de protección, pero representan en torno a un 30% de las concesiones acuícolas para el cultivo de salmónidos.