Así golpea la imparable inflación mundial a la industria salmonicultora chilena

Chile: Por ahora, el aumento en los precios del salmón ha compensado el incremento de costos de los insumos, pero la pregunta es: ¿hasta cuándo se mantendrá la llamada “lucha de dragones”?

Publicado

La economía mundial está experimentando un alza en el costo de la vida sin precedentes en lo que va del siglo. Según las previsiones del Fondo Monetario Internacional, la tasa de inflación podría promediar 7,4% a nivel global este año.

Desde Mowi afirman que existe un entorno inflacionario sin precedentes: hasta ahora, el aumento de los precios del salmón ha compensado con creces el aumento de los precios de los insumos para el salmón. De hecho, las empresas del sector, en su mayoría siguen registrando ganancias. 

Con todo en el caso de Blumar, el costo ex-jaula (costo del pez después de haberlo engordado, pero antes de ser cosechado y procesado en la planta) del primer trimestre de 2022 alcanzó los US$4,38 por kilo WFE, resultado 21% superior al obtenido en el mismo período de 2021 que fue de US$3,63 por kilo WFE. 

Este peor desempeño tiene su origen por un lado en un menor resultado productivo que tuvieron algunos centros de la región de Aysén y por otro, a los mayores costos de alimentación, personal y servicios debido al proceso inflacionario que vive la economía mundial.

Considerando a Multi X, el costo Ex Farm fue de US$3,87 por kilo WFE, registrando un aumento de 4,1% comparado con primer trimestre del 2021, y un incremento de 7,5% con respecto al período inmediatamente anterior. 

Ambas alzas están explicadas principalmente por el efecto que ha tenido la subida general en el precio del alimento, las materias primas y los servicios junto con un menor peso promedio de cosecha afectando la distribución de los gastos. 

Mientras que para Salmones Camanchaca, los costos ex jaula en el trimestre alcanzaron los US$4,36 por kilo pez vivo, 11,4% superiores al mismo período del año anterior, afectados por el disminuido peso de cosecha que generó hacerlo anticipadamente por bajas de oxígeno en un centro que representó 45% de la operación. 

El costo también fue afectado por cosechas desde centros afectados por el bloom de algas del fiordo Comau en abril 2021, y por el alza en valor de los alimentos de aproximadamente 30%, lo que se prevé continúe durante este y el próximo año. 

Por su parte, Salmones Austral también observó costos ex jaula más altos, pasando de US$3,55 a US$3,78 por kilo WFE en el primer trimestre de 2022. La pregunta es: ¿hasta cuándo se mantendrá esta lucha de dragones entre precios y costos crecientes? El tiempo tiene la respuesta todavía incierta.