Saltar al contenido principal
Senadora Ximena Órdenes. Foto: BCN.
Senadora Ximena Órdenes. Foto: BCN.

Chile: La senadora Ximena Órdenes afirmó que no se pueden seguir entregando permisos para centros de cultivo de salmón, sin tener estudios de capacidad de carga, en contexto de cambio climático.

En el actual período legislativo, la representante de la región de Aysén, la senadora Ximena Órdenes, preside tres comisiones además de integrar la instancia especial de Zonas Extremas. 

Una de ellas es Medio Ambiente, donde el cambio climático y la fragilidad de los ecosistemas se han tomado la agenda, de muestra dos botones según TV Senado: el proyecto minero portuario Dominga en el norte y las concesiones para la salmonicultura en la Patagonia.

Sobre este último tema, en el marco del programa “Profundidad de Campos” de TV Senado, la parlamentaria afirmó que un foco para poner atención es la salmonicultura, algo que se vincula directamente con la región de Aysén que representa. Según explicó, los problemas con la biodiversidad han crecido y le preocupa la gran cantidad de concesiones que se han entregado.

“A mi juicio se está especulando con las concesiones acuícolas y debería existir un período de moratoria, de no entrega. No podemos seguir entregando concesiones si no tenemos estudios de capacidad de carga en un contexto de cambio climático”, expresó la legisladora que pide estándares mínimos de relación con los entornos de parte de estas empresas.

Cabe recordar que la senadora, en conjunto con su par Alfonso de Urresti, presentaron un proyecto de ley que busca restringir el ingreso de nuevas solicitudes de concesión de acuicultura, cuyo proyecto técnico considere peces en las regiones productivas, cuya iniciativa inició su estudio en la Cámara Alta. 

Lo anterior, “teniendo en especial consideración la fragilidad de los ecosistemas, en un escenario de cambio climático que está dejando efectos en el medio ambiente”.

Tomando en cuenta el plano medioambiental, la parlamentaria mostró su satisfacción por priorizar la tramitación del proyecto de la ley marco de cambio climático que hoy está en la Cámara Baja. Un logro que sin embargo explicó, “puede ser letra muerta si el compromiso no es real”.

Lea también: