Saltar al contenido principal

AquaChile y Camanchaca trabajan para disminuir los efectos del Coronavirus

Las salmonicultoras están tomando la decisión de compartimentar sus distintas áreas y operaciones por los riesgos del Coronavirus. Foto: Archivo Salmonexpert.
Las salmonicultoras están tomando la decisión de compartimentar sus distintas áreas y operaciones por los riesgos del Coronavirus. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Ambas salmonicultoras aplican medidas para evitar contagios de la enfermedad entre sus trabajadores y se preparan para mitigar los impactos de una posible interrupción productiva.

Desde la semana pasada, AquaChile tomó la decisión de compartimentar las distintas áreas y operaciones de la empresa como una forma de proteger a su gente y sus familias frente a un eventual contagio de Coronavirus. 

Esto significa, indicaron desde AquaChile, que ya todas sus operaciones están separadas y aisladas unas de otras, evitando el contacto entre personas de distintas áreas de la empresa. En esta línea, los traslados en aviones, lanchas, buses, son todos diferenciados según el centro o la sección a la cual pertenecen y se evitan los contactos cruzados. 

Sumado a lo anterior, AquaChile implementó en todas las áreas posibles el teletrabajo, se disminuyó la densidad de operación en zonas cerradas, se cancelaron viajes, reuniones presenciales, y se han extremado las medidas de autocuidado y control sanitario en todas sus instalaciones.

“Control de temperatura a las personas al ingreso y salida de plantas, sistemas de transporte, buscan identificar cualquier síntoma y tomar las precauciones adecuadas. Todos los empleados mayores de 60 años y embarazadas están desempeñando funciones desde su casa y están cuarentenados en forma precautoria. Estos esfuerzos buscan cuidar la salud de nuestros colaboradores y sus familias”, afirmaron desde AquaChile.

Sólo viajes indispensables

Por su parte, desde Camanchaca manifestaron que están aplicando medidas obligatorias, que exige como parámetro a sus subcontratistas, como control de síntomas y temperatura a las personas en todos los puntos de acceso a las instalaciones y en el transporte que la empresa facilita para los trabajadores; protocolos extraordinarios de higiene y limpieza personal y física al interior de los recintos; sanitización extraordinaria de lugares de trabajo. En caso de detectar anomalías, las personas serán dirigidas a un centro asistencial.

Luego, Camanchaca dispuso la postergación y cancelación de los viajes de empleados al extranjero y otras regiones de Chile, salvo que sea indispensable para la continuidad operativa, y si estuvieron en países declarados de alto riesgo, son puestos en cuarentena. Al personal de más riesgo por edad y/o condición médica, se le permite no trabajar o hacerlo remotamente, aún sin síntomas.

Para reducir riesgos de contagio en lugares de producción, Camanchaca indicó que todo el personal que no es esencial e indispensable el funcionamiento de las líneas trabaje desde sus casas o lo haga desde un recinto sin actividad, y se encuentra evaluando iniciar más turnos epidemiológicamente aislados unos de otros. 

Reducir riesgo de quiebre de stock

Asimismo, Camanchaca dispuso programas de contingencia extraordinarios para reducir el riesgo de quiebre de stock de insumos claves, tales como petróleo, oxígeno líquido, alimento de salmones, transporte de peces, mientras que sus planes productivos de sus unidades operativas se modificaron para disminuir los impactos de una posible interrupción en las próximas semanas. Ello incluye el análisis de subcontrataciones de plantas de proceso de terceros como un respaldo a las propias.

En tanto, Camanchaca está acelerando y facilitando los procesos de comercio exterior, ampliando las opciones y mercados de destino, disponiendo también que los productos terminados se encuentren lo más cerca posible a sus lugares de consumo final. En el caso de transporte aéreo, se están ampliando las opciones de carguíos extraordinarios para mitigar la reducción de vuelos de pasajeros.

A esta fecha, Camanchaca no ha visto interrumpida su cadena de suministro, de logística primaria y de exportación, como tampoco su cobranza de ventas, por lo mismo no ha observado hechos materiales que afecten al día de hoy su posición operacional o financiera. Sin perjuicio de lo anterior, y en la medida que haya una disminución pronunciada y prolongada de la demanda en los mercados de destino, “la compañía adoptará oportunamente aquellas medidas de mitigación que considere necesarias para neutralizar los posibles efectos de esta crisis sanitaria”. 

Lea también: