Saltar al contenido principal
Salmón coho, afectado por cuadro de quistes lipídicos (oleosos), no visibles en la imagen. Foto: Marcos Godoy.
Salmón coho, afectado por cuadro de quistes lipídicos (oleosos), no visibles en la imagen. Foto: Marcos Godoy.

Chile: Los peces afectados con los quistes presentan buena condición sanitaria, crecimiento y condición corporal, con abundante grasa visceral en la cavidad abdominal, detalla el Dr. Marcos Godoy.

La necrosis grasa y los quistes lipídicos (oleosos), son dos patologías que pueden presentarse en la grasa visceral como resultado de procesos metabólicos, inflamatorios o traumáticos.

Particularmente, en el caso de los quistes lipídicos u oleosos, las células grasas no se convierten en tejido cicatricial, sino que mueren y liberan su contenido, lo cual hace que se formen sacos llenos de líquido (Vasei et al., 2019).

Los quistes lipídicos (oleosos) son estructuras saculares embebidas en la grasa visceral, las cuales contienen líquido oleoso de color rosado. El porcentaje de la grasa visceral afectada puede ser variable, pudiendo en algunos casos representar hasta un 80% del total de la grasa, según se expresa en el sitio web del Dr. Marcos Godoy.

Aunque los casos de quistes lipídicos en la grasa visceral se presentan en todas las especies de salmónidos cultivados, su frecuencia es más alta en salmón coho y trucha arcoíris. En general, los casos se observan en agua de mar en peces cercanos a cosecha, aunque de forma esporádica también se han descrito casos en salmón coho en la fase de agua dulce (< 120 g).

De este modo, los peces afectados presentan buena condición sanitaria, crecimiento y condición corporal, con abundante grasa visceral en la cavidad abdominal. Luego, esta condición no se asocia a mortalidades, sin embargo, debe ser estudiada la relación con la calidad del producto final y rendimiento.

Lea también: