Skip to main content

El interés por cultivar salmón en tierra está explotando

Dag Sletmo, vicepresidente senior de DNB Bank. Foto: Pål Mugaas Jensen.
Dag Sletmo, vicepresidente senior de DNB Bank. Foto: Pål Mugaas Jensen.

*Columna de opinión para Salmonexpert del vicepresidente senior de DNB Bank, Dag Sletmo.

El interés en el cultivo de salmón en tierra de ciclo completo está explotando. Recientemente, hubo una conferencia en Oslo sobre este tema con la asistencia de 300 personas. Si la conferencia se hubiera celebrado hace un par de años, dudo que hubiera incluso 30 personas presentes.

¿Qué hay detrás de este fuerte interés? La respuesta es fácil: los precios del salmón son muy altos y el crecimiento del volumen del cultivo en el mar es muy limitado. La oferta no es capaz de mantenerse al día con la demanda. Eso crea una oportunidad para métodos de producción alternativos. Al mismo tiempo, el costo de producción en el mar ha aumentado mucho en los últimos años. Eso significa que la desventaja de costos de la salmonicultura en la tierra casi ha desaparecido.

La salmonicultura en tierra tiene un mayor costo relacionado con la energía y la depreciación, pero menor costo relacionado con la salud de los peces, esa es la esperanza. El costo de inversión ha sido mucho más alto para la salmonicultura en tierra, ya que las grandes instalaciones en tierra son mucho más caras que las redes y barcazas de alimentación en el mar. Pero en Noruega, las licencias para la salmonicultura en el mar se han vuelto tan caras que el capital total necesario es en realidad más bajo para la salmonicultura en tierra que en el mar cuando se incluye el costo de la licencia.

Hay una larga lista de proyectos planificados para la salmonicultura en tierra: más de 500.000 toneladas de capacidad de producción en 5-10 años. Eso equivale al 20% de la producción global actual. Pero no todos los planes se harían realidad. Los consultores de productos del mar de Kontali creen que la capacidad real en 2025 será "sólo" de 70.000 toneladas, o menos del 3% de la producción global actual. La razón es que el cultivo de salmón en tierra de ciclo completo aún no es una tecnología madura.

Todo el salmón se cultiva en tierra cuando son juveniles antes de ser lanzados al mar, por lo que se podría pensar que no puede ser tan difícil mantener a los peces en tierra un poco más de tiempo. Pero en realidad lo es. El salmón, en contra de la intuición, se vuelve más frágil cuando crece. No menos frágil como usted pensaría.

Sin embargo, la industria terrestre está avanzando, y algunas compañías pueden haber descifrado el código, o están cerca de descifrar el código sobre cómo hacer todo el ciclo en tierra con éxito. Pero probablemente sucederá que este conocimiento se mantenga "en casa" durante muchos años. Lo que significa que cada empresa debe escalar la curva de aprendizaje por sí misma, en lugar de poder simplemente comprar el know-how a consultores o profesores.

E incluso si una empresa sabe cómo hacerlo, lleva años llegar al objetivo final. Necesita encontrar la tierra adecuada, obtener las licencias públicas para absorber y despachar grandes cantidades de agua, construir las instalaciones, abastecerlas de peces y dejar que los salmones crezcan hasta la madurez.

En principio, las instalaciones terrestres se pueden construir prácticamente en cualquier parte del mundo. Pero las más grandes están planeadas hasta ahora en Estados Unidos. Eso tiene una lógica clara: el salmón fresco en ese mercado es transportado en avión. Esa es una ventaja de costo considerable para los productores locales que no tienen que pagar por el costoso transporte aéreo. Si pueden producir salmón a un nivel de costo similar al de Noruega o Chile, disfrutarán de márgenes mucho más altos.

O si los presupuestos de costos resultan ser demasiado optimistas, aún tienen un buen amortiguador en el costo del transporte aéreo ahorrado. También proporciona una red de seguridad si la industria en Noruega resuelve su problema de piojos de mar, lo que reduciría sustancialmente el costo de producción en el mar. Y probablemente también bajará los precios del salmón ya que el gobierno noruego comenzará a aumentar la capacidad de la licencia.

En conclusión, parece que el cultivo de salmón en tierra de ciclo completo a escala industrial está a punto de convertirse en una realidad. Eso crea buenas oportunidades para los empresarios como para los fundadores de Atlantic Sapphire. Pero al mismo tiempo, no creemos que sea el fin de la salmonicultura tradicional. Atlantic Sapphire usa el término "granja Bluehouse", como los invernaderos. La producción de invernaderos es un complemento exitoso de la salmonicultura tradicional, no un reemplazo.

Pero los salmonicultores tradicionales deben estar alertas y seguir innovando para ser competitivos en términos de costo y calidad. Y deben continuar trabajando para contribuir a resolver los desafíos del clima y la biodiversidad del planeta al proporcionar una producción eficiente de alimentos.