Saltar al contenido principal

Informe Intesal: Buenas noticias para el control de Caligus en la industria

Nuevo informe de Intesal estará disponible durante esta semana para consulta pública.
Nuevo informe de Intesal estará disponible durante esta semana para consulta pública.

Chile: Sin embargo, el reporte reveló que el porcentaje de mortalidad de Tenacibaculosis en relación a los ingresos, entre enero y abril de 2021, aumentó en 48% respecto a igual período de 2020.

Este martes, el Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal) de SalmonChile, presentó un nuevo reporte, de corte cuatrimestral y que abarca desde enero a abril de 2021, en que desglosa los principales indicadores sanitarios y ambientales de la industria.

El objetivo es ir actualizando la información en este ámbito, que vaya más allá de los indicadores del Reporte de Sustentabilidad anual, para que sirva de consulta pública a las y los interesados, el cual se alojará en el sitio web de Intesal y que estará disponible durante esta semana.

Respecto a algunos indicadores sobre salud de peces, el gerente general de la entidad, Esteban Ramírez, expuso que, en el promedio de Caligus total en el período, se aprecia una disminución en todas las categorías, correspondiente a un 6% en juveniles, 18% en hembras ovígeras y un 14% en adultos móviles, al compararlos con igual fecha del 2020.

Sobre estas cifras, Ramírez expresó que “en general las medidas que se tomaron hicieron que el 2020 terminase relativamente bien, pero si comparamos los primeros cuatro meses, el 2021 está siendo mejor que el 2020, acá las estrategias de control de Caligus siguen siendo efectivas”.

Esteban Ramírez, gerente general de Intesal en lanzamiento virtual de nuevo reporte.
Esteban Ramírez, gerente general de Intesal en lanzamiento virtual de nuevo reporte.

Dentro de algunas de estas estrategias, el ejecutivo nombró el hecho de que los peces están menos tiempo en el agua, el surgimiento de tratamientos de efecto prolongado, o nuevos mecanismos a través de productos naturales, “por lo que se ha desarrollado una batería de alternativas. Esperamos que estas estrategias se mantengan y se consoliden”, expuso Ramírez.

En cuanto a las principales enfermedades, en el informe se detalla el porcentaje de mortalidad causado por SRS, BKD y Tenacibaculosis, en relación a los ingresos. Para las dos primeras, Ramírez expuso que, comparando el primer cuatrimestre de este año, versus el de 2020, se apreció una disminución del orden del 18% y 29%, respectivamente, en tanto se evidenció un aumento del 48% para Tenacibaculosis.

“Tenacibaculosis de a poco se va transformando en una enfermedad muy importante y en aumento, lo que es un foco de atención para los periodos que vienen, es un tema que nosotros recién estamos empezando a mirar y monitorear”, detalló Ramírez.

Evento FAN en Fiordo Comau

Respecto al último evento de FAN que afectó al Fiordo Comau, Ramírez señaló que “si uno ve la globalidad del problema, nada se fue a vertedero, al menos el 95% de las cosas se hizo bien; aparecieron sistemas de respuesta que no se habían usado, como fue rápidamente retirar peces y moverlos, cosa que antes la legislación no permitía”.

El ejecutivo agregó que: “apareció toda una logística que demuestra que han habido avances. La capacidad de almacenamiento se duplicó, la capacidad de procesamiento se duplicó. Todavía estamos trabajando en el caso que ocurrió ahora, estamos revisando qué podemos recoger desde el lado nuestro, pero en general, al menos mi mirada es que han habido muchos avances. Las empresas también han ido poniendo mejores resguardos”.

Otros indicadores

El nuevo reporte también entrega información a partir de indicadores referentes a Floraciones Algales Nocivas (FAN), oxígeno, escapes, interacción con fauna nativa, pérdidas completas, pesos de cosecha, centros activos, rendimiento y exportaciones.

En cuanto a pérdidas completas (mortalidad, eliminación), en comparación a igual fecha del año pasado, el porcentaje se incrementa notoriamente debido al episodio del bloom de algas que afectó a centros ubicados en el Fiordo Comau, que dejó más de siete mil toneladas de salmón en pérdidas. “Es importante observar este indicador sin bloom, porque ahí uno observa de que en realidad la mortalidad sigue siendo muy baja y en lo sanitario, la industria mantiene los mejores niveles”, sostuvo Ramírez.

Respecto a escapes de peces, para este período no se registran pérdidas atribuibles a esta causa, versus las 243 toneladas que se perdieron el año pasado a igual período.

Por último, para el caso de la interacción con fauna nativa, desde Intesal informaron que están recopilando información en que están participando empresas socias y no socias de SalmonChile. Esta información está actualmente en construcción, la cual está siendo compartida con algunos centros de investigación.

Lea también:
Lea también: