Saltar al contenido principal

La estrategia de AquaChile para liderar centros libres de antimicrobianos

Centro de cultivo de AquaChile. Foto: AquaChile.
Centro de cultivo de AquaChile. Foto: AquaChile.

Chile: La salmonicultora lidera en sitios de cultivo certificados PROA, y desde la empresa, afirman que ello es posible por un trabajo sanitario preventivo “que se inicia desde la etapa de reproductores”.

La industria salmonicultora chilena ha migrado desde el Proyecto Libre de Antibióticos al Programa de Optimización del Uso de Antimicrobianos (PROA), liderado por Sernapesca, con un proceso de positivo resultado: 167 centros de cultivo están inscritos en el Plan, de los cuales 39 recibieron su certificación, siendo un fuerte incremento frente a la actualización anterior donde se registraron 23. 

Según el más reciente reporte de Sernapesca, los centros de cultivo certificados bajo PROA son 39, y entre ellos se encuentran siete de AquaChile, una de las empresas con más sitios que lograron esta calificación: Puqueldon, Huapi, Tauco, Yatac, Aysén 3, Canalad 2 y Canalad 3. Todos ellos producen salmón coho, cuatro operan en la región de Los Lagos y tres en la de Aysén. 

Desde AquaChile cuentan a Salmonexpert que pese a los grandes desafíos sanitarios y ambientales que existen en nuestro país y que el logro de certificar centros PROA en este escenario es complejo, uno de los principales objetivos de la empresa “es la realización de un trabajo preventivo con un fuerte foco en la bioseguridad y prevención de enfermedades”. 

Este trabajo, de acuerdo con la salmonicultora, se inicia desde la etapa de reproductores, “donde mantenemos los ejemplares 100% en agua dulce, en compartimentos sanitarios independientes validados por Sernapesca, siendo la piscicultura de reproductores de Catripulli, el primer centro de cultivo en ser reconocido bajo las directrices de la OIE”. 

Luego en la etapa de agua dulce, la compañía privilegia el cultivo en pisciculturas con agua de primer uso de vertientes o pozos profundos, donde se busca tomar todas las medidas posibles para evitar la presencia y aparición de enfermedades, lo que se complementa con una estrategia sanitaria transversal, que incorpora la vacunación contra las principales enfermedades bacterianas en agua dulce y agua de mar, medidas de bioseguridad y desinfección, vacíos sanitarios, cuidado del bienestar animal, disminución del estrés y control de predadores. 

“Todo esto, sumado a una óptima estrategia nutricional, logra dar a los peces las mejores condiciones para su crecimiento y desarrollo, de manera de evitar la aparición de enfermedades y así disminuir al máximo el uso de antibióticos. Nuestra meta siempre ha sido certificar la mayor cantidad de centros posibles, lo que depende de los desafíos sanitarios y ambientales que se presenten en cada temporada”, manifiestan desde AquaChile.

Hoy, afirma la salmonicultora, existe una demanda creciente de productos de bajo nivel de consumo de antibióticos, “por lo que el certificar nuestros productos, mediante distintas acreditaciones, sobre todo la certificación voluntaria PROA, otorgada por Sernapesca, permite respaldar los requerimientos de nuestros clientes, con un sello entregado por la autoridad sanitaria chilena”. 

Por otra parte, entre las principales metas de sostenibilidad de la firma, “se encuentran el disminuir al máximo el uso de antibióticos. Así también la empresa tiene internalizados los conceptos de “One Health” iniciativa que busca entre otras cosas, disminuir la resistencia a los antimicrobianos, iniciativa liderada por la OMS, OIE y FAO, mediante el uso prudente y responsable de los antibióticos. Todo esto, además, está en línea con otras iniciativas globales en las cuales AquaChile participa como GSI (Global Salmon Initiative) y MBA (Monterey Bay Aquarium)”.

Lea también: