Saltar al contenido principal

La visión salmonicultora sobre la nueva Política Nacional de Acuicultura

Directora del Consejo del Salmón, Joanna Davidovich y Carlos Odebret, presidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes. Imagen: Salmonexpert.
Directora del Consejo del Salmón, Joanna Davidovich y Carlos Odebret, presidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes. Imagen: Salmonexpert.

Chile: Gremios del sector salmonicultor expresan que el nuevo documento que regirá la acuicultura chilena debería considerar un uso adecuado del borde costero y un crecimiento sostenible de la actividad. 

La actual Política Nacional de Acuicultura (PNA), que entrega el marco en que se desarrolla esta actividad, data del año 2003. Considerando los cambios, el desarrollo y profundización que ha experimentado esta actividad, la autoridad sectorial -representada por Subpesca- decidió actualizarla.

En este sentido, la Autoridad desarrolló una consulta ciudadana que estuvo abierta entre el 30 de abril y el 5 de julio de 2021, sobre los resultados del Proyecto FIPA 2017-17 “Propuesta de Política nacional de acuicultura para las próximas dos décadas”, donde las instituciones mandantes fueron el Fondo de Investigación Pesquera y Acuicultura (FIPA) y Subpesca.

El informe del proyecto, entregado en julio de 2019, fue ejecutado por el Laboratorio de Economía y Gestión de Recursos Acuáticos de la Escuela de Ciencias del Mar, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), el Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (Incar), Programa Copas Sur-Austral, de la Universidad de Concepción (UDEC), más dos consultores independientes.

En el documento -elaborado antes del estallido social y pandemia, de acuerdo con lo señalado por sus autores- se propone que la PNA debe establecer “las condiciones, incentivos e instrumentos que permitan que la acuicultura nacional alcance su estado de desarrollo sostenible en un horizonte de 20 años, transformándose en una actividad económica que contribuya efectivamente al desarrollo sostenible de las economías locales, regionales y nacional”.

Mayor colaboración, uso sustentable de los recursos, entre otros, se plantea para la salmonicultura chilena. Foto: Archivo Salmonexpert.
Mayor colaboración, uso sustentable de los recursos, entre otros, se plantea para la salmonicultura chilena. Foto: Archivo Salmonexpert.

Salmonicultura

Sobre el ámbito específico de la salmonicultura, desde el Consejo del Salmón (gremio que agrupa a AquaChile, Cermaq, Mowi y Salmones Aysén) expresaron que participaron de la consulta pública de la PNA.

“En nuestra opinión, se debe potenciar el desarrollo de la acuicultura compatibilizando dos asuntos relevantes: el uso sustentable de los recursos y la creciente demanda por alimentos que hay en el mundo”, expresó la directora del gremio, Joanna Davidovich.

“Dado este contexto, creemos que Chile requiere de un marco general que permita impulsar el crecimiento sostenible de la acuicultura con investigación, desarrollo e innovación en los procesos productivos”, agregó la ejecutiva.  

Por su parte, desde la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, su presidente, Carlos Odebret, comentó sobre la relevancia de contar con una PNA actualizada: “La producción de alimentos es uno de los pilares de la economía nacional y la acuicultura ha demostrado ser un motor muy relevante para la economía del sur de Chile. Entonces, una política nacional de acuicultura contribuye a mirar el futuro de la actividad y del desarrollo regional”.

Para la Asociación, uno de los puntos más importantes que esta política debería considerar, es el uso del borde costero: “Debido a que los intereses del borde costero se han ampliado en los últimos años, es muy importante definir orientaciones sobre cómo se resolverán los potenciales conflictos de uso. Esto pasa porque tenemos reglas de uso de los años 80 o 90 y no hemos sido capaces de diseñar mecanismos institucionales eficaces para planificar y administrar los múltiples intereses”.

Sobre cómo se puede llegar a tener una actividad acuícola sostenible a largo plazo, Odebret señaló que: “colaborando, no hay forma siquiera de imaginarse un futuro si no hay colaboración. Por ello es clave tener estructuras institucionales que faciliten el proceso de construcción de políticas públicas, protección ambiental, participación ciudadana, I+D y desarrollo social/territorial”.

Para conocer más sobre lo que será este relevante instrumento y distintas miradas sobre su implementación, revise el reportaje en profundidad publicado en la nueva edición de Revista Salmonexpert

Lea también: