Saltar al contenido principal

“No se identifica como práctica común sobreproducción en centros de salmón”

Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza. Foto: SMA.
Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza. Foto: SMA.

Chile: El Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, aseguró que “la industria chilena del salmón es un sector productivo que ha ido avanzando hacia un mejor estándar ambiental”.

Recientemente, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló cargos graves y leves contra Salmones Blumar, pues detectó incumplimientos en los centros de cultivo Nihualac 2 y Midhurst, tales como superar la producción máxima aprobada para su RCA, operar fuera del área de concesión acuícola y además, descarga no autorizada de mortalidad en el mar. 

En entrevista con Salmonexpert, Cristóbal De La Maza, superintendente Del Medio Ambiente, da más detalles sobre este caso y sus implicancias. 

En dos centros de Blumar, se detectó sobreproducción. ¿Esto es algo común de encontrar en la industria chilena del salmón o no lo es?
A la fecha, no se ha identificado como una práctica común. En algunos casos, se produce porque la mortalidad fue mucho menor que la proyectada, pero se han detectado casos en que esto se debe a que la siembra inicial consideró un número de individuos muy superior la mortalidad estadística del sector. También hay otros casos en que la fecha de cosecha del ciclo productivo se pospone mucho más allá del peso de cosecha correspondiente al límite de biomasa autorizado.
   
También, en centros de Blumar se encontró descarga no autorizada de mortalidad al mar. Junto con la sobreproducción, ¿qué efectos pudieron provocar estas acciones al medio ambiente?
Descartar efectos negativos en el medio ambiente es parte del procedimiento sancionatorio, por lo que se prefiere evitar pronunciarse con respecto a este tema, ya que podría afectar el proceso administrativo en curso.

¿Hay otras salmonicultoras investigadas por descarga no autorizada de mortalidad al mar?
El manejo de los residuos generados en el proceso de engorda está regulado por la normativa sectorial, la que a su vez está contenida en las resoluciones de calificación ambiental de competencia de la Superintendencia. Lo anterior, sin perjuicio de normas de emisión u otras que apliquen a cada actividad específica.

Este es un aspecto considerado ambientalmente relevante, por lo que es considerado en todas las inspecciones realizadas por esta Superintendencia tanto en los centros de engorda como en las instalaciones asociadas a la industria salmonicultora como es el caso de plantas de proceso, talleres de redes, plantas reductoras, entre otras instalaciones.  

Sobre el emplazamiento incorrecto de centros de salmón, ¿cuántas investigaciones más llevan a cabo actualmente?
La Superintendencia tiene tecnología satelital para evaluar permanentemente el posicionamiento de todas las estructuras flotantes en el territorio nacional. Desde el inicio de las actividades de fiscalización de la SMA en esta materia, ha habido un retorno al cumplimiento y una tendencia a realizar la actividad acuícola ateniéndose a los límites de las concesiones entregadas.

La concesión es el límite de ocupación otorgado por la autoridad competente, y corresponde al espacio de influencia evaluado ambientalmente y sobre el cual el titular ha declarado y también comprometido las medidas contenidas, como declaración jurada, en la misma declaración o estudio de impacto ambiental sometido a evaluación.

¿Qué mensaje quieren dar a la industria chilena del salmón, para mantener el cumplimiento?
La industria chilena del salmón es un sector productivo que ha ido avanzando año a año hacia un mejor estándar ambiental. Sin embargo, existe aún un camino importante por recorrer. En esta línea, la SMA ha venido instalando una agenda que promueve una acción preventiva, mediante el monitoreo remoto de instalaciones que permitan que se generen alertas tempranas. Es tarea de todos construir un espacio colaborativo, donde la prevención de contingencias y la conformidad con la normativa ambiental sea la práctica general del sector.  Esto no obsta, la necesidad de aplicar sanciones cuando corresponda.

Lea también: