Saltar al contenido principal

Salmonexpert presenta ficha técnica sobre Enfermedad Bacteriana del Riñón

Imagen: Salmonexpert.
Imagen: Salmonexpert.

Chile: Ya está disponible la cuarta ficha técnica publicada en revista Salmonexpert, donde se entrega información epidemiológica, histopatológica, diagnóstico y signos clínicos de la enfermedad que afecta al salmón.

La Enfermedad Bacteriana del Riñón (BKD) es una infección causada por Renibacterium salmoninarum, bacteria Gram positiva, intracelular facultativa, causando una infección que se caracteriza morfológicamente por una inflamación granulomatosa sistémica.

“BKD constituye uno de los principales desafíos sanitario del cultivo de salmónidos en el mundo y particularmente en Chile, debido a su naturaleza crónica, eficientes mecanismos de transmisión vertical, horizontal y amplio rango de especies de salmónidos hospedadores, afectando a los cultivos tanto en la fase de agua dulce como engorda en mar”, comenta Marcos Godoy, director del Centro de Investigaciones Biológicas Aplicadas (CIBA) y quien es el autor de las fichas técnicas.

En cuanto a la información disponible en en nuestro país, el último Informe Sanitario publicado por Sernapesca correspondiente al primer semestre del 2019, el 18%, 3% y 25% de las mortalidades por causas infecciosas fueron clasificadas como BKD en salmón Atlántico, salmón coho y trucha arcoíris, respectivamente.

“Estos datos deben ser analizados con mayor profundidad debido a que, entre las características epidemiológicas de la enfermedad, se encuentra su alta morbilidad y mortalidad baja a moderada, lo que hace que la mortalidad acumulada no necesariamente refleje el impacto productivo y económico en los centros de cultivo”, explica el también investigador y académico de la Universidad San Sebastián.

Asimismo, señala que una vez establecida la enfermedad clínica, las medidas de control como los tratamientos antibacterianos presentan una eficacia limitada, siento fundamental la prevención.

“La prevención de la enfermedad se ha enfocado en la implementación de medidas de bioseguridad, buenas prácticas de manejo y screening de reproductores, de carácter obligatorio en Chile, debiéndose eliminar todas las ovas que resulten positivas. Adicionalmente actualmente se utilizan vacunas muertas inactivadas con formalina y vivas utilizando Arthobacter sp., con el fin de prevenir la infección”, aclara el experto.

Adicionalmente, según el director de CIBA, las nuevas tecnologías de secuenciación de genomas han dado luces en los mecanismos de patogenicidad que pueden ser útiles para el desarrollo y mejoramiento de las vacunas y del conocimiento en cuánto cómo R. salmoninarum se disemina y persiste en los sistemas de cultivo.

“El establecimiento modelos estandarizados de desafíos para la evaluación en condiciones controladas de productos biológicos y farmacéuticos, mejoramiento genético orientado a la resistencia de enfermedades y evaluación de la respuesta inmune a través de técnicas moleculares o inmunológicas constituyen elementos que seguramente contribuirán significativamente al control y prevención de esta enfermedad”, finaliza el investigador.

Las fichas técnicas cuentan con el auspicio de Cargill Chile.

Lea y descargue la ficha aquí.

Lea también: