Saltar al contenido principal

Proceso de participación ciudadana sienta un precedente en la salmonicultura

Hoy se realizará una jornada de Participación Ciudadana en la sede vecinal de la Isla Cahuach. Foto: Flickr.
Hoy se realizará una jornada de Participación Ciudadana en la sede vecinal de la Isla Cahuach. Foto: Flickr.

Chile: Según la ONG Fima, las observaciones ciudadanas al proyecto de Salmones Antártica, es información que debe considerarse tanto por el titular como por las autoridades ambientales.

El 7 de julio, la dirección ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) aprobó una solicitud de Participación Ambiental Ciudadana (PAC) en temas relacionados a la ampliación de la industria salmonicultora.

Se trata del proyecto de ampliación de biomasa de Salmones Antártica, que busca aumentar la producción de 3.600 a 6.600 toneladas anuales en el centro de cultivo Caguache, ubicado en la Isla Cahuach, comuna de Quinchao, Región de Los Lagos.

Macarena Martinic, abogada de la ONG Fima, comentó a Salmonexpert que junto con Servicio País apoyaron a las comunidades indígenas Las Dalias y Piedra Funda de Cahuach para una nueva solicitud de apertura y la realización de un proceso de Participación Ciudadana. “Esto, porque inicialmente se les negó. Pero interpusimos un recurso de reposición en contra de la resolución del rechazo. Ahora que está abierto, se está realizando la difusión del proceso, para informar sobre el proyecto, y como la gente de la isla y comunidades cercanas puede hacer observaciones ciudadanas”.

A juicio de la profesional esto sin duda sienta un precedente. “Es una de las primeras instancias de ampliación de biomasa de un centro de cultivo en las que se solicita y otorga la posibilidad de realizar un proceso de PAC. Esto es muy importante, porque ya habíamos visto que todos los proyectos de ampliación estaban ingresando por Declaración de Impacto Ambiental, dejando fuera a las comunidades aledañas, y que podrían verse afectadas por los proyectos, en la toma de decisiones en relación a los mismos. Sin duda que es un precedente importante, en particular para los proyectos de salmonicultura que actualmente están operando mediante relocalizaciones o ampliaciones”.

Según Macarena, las observaciones ciudadanas tienen por objeto manifestar y poner en conocimiento, tanto del titular como las autoridades ambientales, cómo el proyecto va a afectar a las personas que habitan el territorio. “En este sentido, si no hay un proceso de PAC, información importante estaría faltando. De todas maneras, estas observaciones no tienen como resultado el fin del proyecto, sino que es información necesaria de incorporar. En este caso, si el titular no puede hacerse cargo de los impactos, como se trata de un proyecto de ampliación de biomasa, la operación del centro continuará, pero no podrá ejecutarse la ampliación”.

“Por lo tanto, las observaciones ciudadanas deben ser debidamente consideradas por el titular y la autoridad ambiental, para tomar todas las medidas de mitigación correspondientes. De lo contrario, se desencadenan recursos que tienen las personas a su favor”, expresó la abogada de la ONG Fima.

Cabe recordar que hoy, a las 11 horas, en la sede vecinal de la Isla Gahuach, se realizará una jornada de talleres de apresto y diálogo, que comprenderá una capacitación ambiental por parte del SEA, cuyo objetivo es dar a conocer las características de la evaluación ambiental y del proceso de participación ciudadana, así como los derechos y deberes ciudadanos en el marco de la evaluación ambiental.

Posteriormente el titular presentará el proyecto, sus principales características, y dialogará con vecinos y vecinas. La instancia, contará con la participación de Órganos de la Administración del Estado con competencias ambientales (OAECAS).

Lea también: