Saltar al contenido principal

Prototipo de vacuna desarrolla anticuerpos específicos contra Piscirickettsia

Imagen de microscopia electrónica de transmisión (STEM) de P. salmonis 005 crecida en medio Austral SRS broth. Se observan membranas externas e internas de la bacteria. Imagen: Dr. Alejandro Yáñez.
Imagen de microscopia electrónica de transmisión (STEM) de P. salmonis 005 crecida en medio Austral SRS broth. Se observan membranas externas e internas de la bacteria. Imagen: Dr. Alejandro Yáñez.

Chile: El Dr. Alejandro Yáñez establece que el protipo, que fue creado por científicos chilenos, genera una protección inmune efectiva en salmónidos, a diferencia de otras vacunas del mercado.

Científicos chilenos crearon un prototipo de vacuna en base a proteínas de Piscirickettsia salmonis, que protegió eficazmente al salmón Atlántico, induciendo la producción de anticuerpos IgM específicos y citoquinas proinflamatorias.

El Dr. Alejandro Yáñez, investigador de la Universidad Austral de Chile (UACh) y del Centro Incar, involucrado en el desarrollo del prototipo, comenta a Salmonexpert que todavía se requiere un escalamiento industrial y comercial, junto a un gran presupuesto y una compañía dispuesta involucrarse.

No obstante, señala el experto, “todos estos resultados permiten aumentar el conocimiento del sistema inmunológico en peces teleósteos y el mecanismo que conlleva a la activación expresión de citoquinas y de IgM específicos por esta nueva generación de vacunas para el mercado nacional”.

Protección efectiva

Lo anterior, debido a que uno de los principales desafíos para llegar a esta innovación fue, primero, el desarrollo de un medio líquido libre de células y de sangre que permitiera crecer esta bacteria intracelular, donde también se descubrió que el patógeno requería una concentración determinada de Fierro y de Cloruro de Sodio.

Luego, con este avance y la obtención de suficiente material biológico, los expertos procedieron a estudiar diferentes medios de extracción de proteínas y cómo éstas actuaban a nivel inmunológico activando el sistema inmune innato y adquirido sin inmunosuprimir dicha respuesta.

“El descubrimiento de tres fracciones proteicas que no inmunosuprimen al pez fue una de las grandes barreras. Para ello, llegamos a desarrollar un modelo de activación de receptores asociados a patógenos que permiten distinguir la activación o inmunosupresion del sistema inmune”, explica el Dr. Yáñez.

Consultado por la protección efectiva que lograría esta vacuna, debido a las diversas opiniones sobre la efectividad de las vacunas contra P. salmonis, el experto de la UACh asegura que su prototipo generaría una protección inmune efectiva.

“Nuestra vacuna es una fracción proteica inmunoestimulante y que desarrolla anticuerpos específicos contra P. salmonis, protegiendo efectivamente salmónidos. Sus características y naturaleza de proteínas solubles permiten que todos los epitopes antigénicos estén de forma expuestas a diferencia de las bacterinas (inactivados con formalina que afectan la exposición de estos epitopes)”.

“En relación a las vacunas vivas, éstas se diferencian en que la concentración de vacuna proteica puede aumentarse para modular positivamente la respuesta inmune, pero en cambio las vacunas vivas poseen el factor aun no determinado que le confiere capacidad inmunosupresora con respecto a la concentración de inmunización”, concluye el Dr. Yáñez.

Lea también: