Saltar al contenido principal

Salmón congelado impulsará a la industria chilena tras superar la pandemia

Gorjan Nikolik, analista de Rabobank. Foto: Archivo Salmonexpert.
Gorjan Nikolik, analista de Rabobank. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Todo el salmón que la industria chilena ha debido congelar por la crisis Covid-19, será su impulsor de crecimiento el próximo año, en mercados como Rusia, Japón y China, según Rabobank.

Pese a que la incertidumbre está presente en los distintos sectores productivos del país a causa de la pandemia por Covid-19, para los distintos analistas financieros, la industria chilena del salmón está en muy buen pie para enfrentar esta crisis mundial sin precedentes. 

En entrevista con Salmonexpert, el analista de Rabobank, Gorjan Nikolik, indica al respecto que “es probable que la industria salmonicultora chilena supere la difícil situación actual mejor que la mayoría de los sectores de productos del mar a nivel mundial. Fundamentalmente, por la fuerte base de partida. Los precios ya han estado en un buen nivel en el primer trimestre, y se esperaba que la oferta fuera baja en 2020, incluso antes del Coronavirus. Las buenas condiciones del mercado y el positivo rendimiento biológico significan que existe un amortiguador para que la industria chilena del salmón absorba los costos y las correcciones de precios impulsadas por Covid-19”. 

Además, de acuerdo con el experto, a causa de los últimos años buenos para la salmonicultura local, “todos los principales actores son compañías fuertes con un relevante capital disponible y deberían poder encontrar fondos para realizar cambios estratégicos y la inversión necesaria”.

Paralelamente, afirma Nikolik, los salmonicultores chilenos han tenido la capacidad de congelar una parte de la producción. “A diferencia de la industria salmonicultora noruega, algunos mercados chilenos clave se abastecen de salmón congelado, a saber, Rusia, Japón y China. Estos peces se pueden mantener almacenados hasta un año, lo que efectivamente impulsará el suministro para el 2021. Asimismo, también es posible retrasar parte de la cosecha para evitar el peak de la caída de la demanda en Estados Unidos y Brasil. Al menos hasta ahora, esto y el cambio hacia el comercio minorista han funcionado y la caída de precios en la categoría clave de filetes frescos de EE.UU. ha sido bastante baja, mitigando el impacto general del cierre del servicio de alimentos”.

En tanto, el analista de Rabobank señala que, mirando a mercados como Estados Unidos y Brasil, a medida que los consumidores han dejado de ir los restoranes, “la demanda de salmón ha disminuido. Sin embargo, hay dos acciones desplegadas por la industria salmonicultora chilena. De manera principal, el consumo minorista está aumentando fuertemente y los productores chilenos están utilizando su buen contacto con esas cadenas de Norteamérica para cambiar la mayor parte de la producción a este canal como sea posible. En muchas otras especies de productos del mar, esto no es posible ya que los consumidores no lo encuentran conveniente para preparar en casa”.

Lea también: