Saltar al contenido principal

Salmones Austral pasa de ganancias a pérdidas pero mantiene EBITDA positivo

Planta de proceso de Salmones Austral en Quellón. Foto: Salmones Austral
Planta de proceso de Salmones Austral en Quellón. Foto: Salmones Austral

Chile: Los menores precios de venta alcanzados por la empresa afectaron sus resultados al primer trimestre de este año. Esta es primera vez que la compañía informa públicamente la marcha de sus finanzas.

En el marco de su proceso de apertura en la Bolsa de Comercio de Santiago, Salmones Austral dio a conocer por primera vez de manera pública sus estados de resultados a la Comisión para el Mercado Financiero, esta vez, al primer trimestre de 2020.

De este modo, los ingresos registrados por la empresa en el período sumaron US$56,9 millones, esto es US$2,5 millones menores al primer trimestre del 2019, representando una disminución del 4,2%, explicado principalmente por más bajo precio promedio de venta, alcanzando los US$5,23 por kilo WFE respecto a los US$5,68 por kilo WFE anteriores. 

El costo de venta de la compañía, asimismo, asciende a US$45,9 millones, un 5,5% más alto, lo que se explica por un mayor volumen vendido, asociado a un mayor costo de las especies salmónidas, alcanzando los US$4,06 por kilo WFE, superior en un 2,8%, lo que permitió generar un margen de explotación de US$11,1 millones, inferior en US$4,9 millones frente a igual período del año anterior.

Las ventas, en tanto, ascendieron a 10.300 toneladas, 2,2% mayores. Como resultado de lo anterior, la salmonicultora alcanzó un EBITDA de US$10,4 millones, que se compara con los US$15,9 millones de mismo trimestre del  2019, disminución explicada fundamentalmente por los menores precios obtenidos y el mayor costo de las especies de salmónidos. 

Así las cosas, cada uno de estos factores se tradujo en una pérdida de US$5,9 millones para Salmones Austral durante el primer trimestre de 2020, mientras que en el mismo período de 2019, la empresa había registrado ganancias por US$11 millones. 

Durante el primer trimestre del año en curso, la compañía terminó cosecha en el centro Polocuhe de la especie salmón Atlántico, con costo promedio bajo lo presupuestado y comenzó cosecha en los centros Verdugo, Quillaipe y Quenac, los cuales se estima que cerrarán con costos sobre lo presupuestado.

“A pesar del impacto de la pandemia por coronavirus en mercados clave, pudimos diversificar nuestras ventas y elevar el volumen comercializado entre enero y marzo de 2020”, destacó Christiam Samsing, vicepresidente de Salmones Austral. 

Lea también: