Saltar al contenido principal

"Tomamos una difícil decisión en función de nuestros valores con Rusia"

Director general de BioMar, Carlos Díaz. Foto: BioMar.
Director general de BioMar, Carlos Díaz. Foto: BioMar.

Dinamarca: Al director general del Grupo BioMar, Carlos Díaz, le preocupa que sus competidores internacionales no hayan dejado también ese mercado europeo tras la invasión a Ucrania.

Conforme a lo previsto, BioMar aumentó sus ventas en volumen un 8% en el primer trimestre, y elevó sus ingresos en un 34%. Sin embargo, a pesar de eso, los resultados se han visto afectados por los precios de las materias primas, el costo de la energía y también por la decisión de suspender el comercio con Rusia.

El aumento significativo de los ingresos en el primer trimestre se debió a los mayores volúmenes de ventas, los precios de las materias primas y, en cierta medida, la evolución de los tipos de cambio. No obstante, los resultados se vieron muy afectados por el fuerte aumento de los precios de las materias primas y el costo de la energía, que aún no se ha traspasado a los clientes.

Además de los problemas derivados de la invasión rusa de Ucrania, las ganancias del primer trimestre se redujeron debido a un litigio en Noruega y al cambio de las políticas contables para las inversiones en TI. El EBITDA del primer trimestre de 2022 fue de 54 millones de coronas danesas (US$7,7 millones), en comparación con los 133 millones de coronas danesas (US$19 millones) del primer trimestre de 2021.

BioMar ha reducido sus expectativas para el año 2022. Se espera que continúe el fuerte aumento de los precios de las materias primas, los fletes y la energía. Al mismo tiempo, ha incluido el riesgo relacionado con la suspensión del comercio con Rusia en los resultados previstos para todo el año. Tras la invasión de Ucrania, abandonó el mercado ruso tanto en lo que respecta a las ventas a Rusia como a la obtención de materias primas de ese país.

"Tomamos una difícil decisión en función de nuestros valores cuando suspendimos el comercio con Rusia. Nuestra venta en Rusia ha sido durante años una parte muy importante de nuestro negocio, especialmente para las unidades de BioMar en Dinamarca y Noruega. Al mismo tiempo, nos hemos abastecido de algunas de nuestras materias primas clave en la zona ahora afectada por el conflicto. Sin embargo, nuestros clientes deben poder confiar en nosotros como socio comercial con altos estándares éticos", afirma Carlos Díaz, director general del Grupo BioMar.

"La decisión tendrá su costo para BioMar, pero somos una parte de la sociedad y debemos asumir nuestra responsabilidad. Lo único que me preocupa —y me sorprende— es que algunos de nuestros competidores internacionales no hayan adoptado la misma postura, sino que se aprovechen de la situación. Pero incluso sabiendo esto, habríamos tomado la misma decisión, ya que pensamos que es lo correcto. No se trata de una crisis alimentaria para la población de Rusia, sino de una crisis humanitaria para la población de Ucrania".

La decisión de suspender el comercio con Rusia ha repercutido en las ventas de productos terminados y en los precios de compra de las materias primas, ya que hay que sustituir a los proveedores. A principios de año se esperaba un EBITDA de entre 980 y 1.040 millones de coronas danesas (hasta US$148 millones). Las sanciones internacionales han aumentado el riesgo relativo a los créditos y otros activos mantenidos en Rusia. En este contexto, BioMar espera ahora generar un EBITDA para todo el año 2022 del orden de 890-940 millones de coronas danesas (US$134 millones).

Lea también: