Saltar al contenido principal

Trabajan en crucial definición de actividades permitidas en áreas protegidas de Magallanes

Representantes de empresas salmonicultoras participaron en los talleres de Conaf para el plan de manejo de las áreas protegidas. Foto: Salmonexpert.
Representantes de empresas salmonicultoras participaron en los talleres de Conaf para el plan de manejo de las áreas protegidas. Foto: Salmonexpert.

Chile: Amenazas para la Reserva Nacional Kaweskar incluyen cambio climático, especies exóticas invasoras, contaminación marina, colisión y muerte accidental de fauna y la expansión de la salmonicultura.

En Punta Arenas y Puerto Natales se realizaron los talleres, con invitación abierta a la comunidad, para la definición de los usos que el Estado permitirá en la Reserva Nacional Kawéskar, un amplio espacio marítimo en la región de Magallanes donde operan actualmente varios centros de cultivo de salmones.

Se trata de una actividad relevante en el contexto del debate sobre la presencia de la industria en áreas protegidas como esa reserva nacional y la oposición de grupos ambientalistas y algunas comunidades indígenas.

Es la Corporación Nacional Forestal (Conaf) la encargada de diseñar el plan de manejo de las áreas protegidas, instrumento que en el caso de la Reserva Kawéskar deberá definir qué tipo de actividades económicas y bajo qué condiciones se van a autorizar en ese espacio, considerando que la salmonicultura está activa desde antes que declaren la zona como área protegida.

A la reunión de trabajo en Punta Arenas acudieron representantes de empresas y de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes para defender su opción de operar en forma sustentable en esa zona.

El director ejecutivo de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, Pablo Berazaluce, comentó a Salmonexpert que “al igual que otros miembros de la sociedad civil, fuimos invitados a formar parte de este proceso participativo de la Conaf para la elaboración del plan de manejo de la Reserva Nacional Kawésqar. Como asociación valoramos las instancias de diálogo y colaboración, pues creemos que es la mejor forma de avanzar y abordar los desafíos".

Además de la industria salmonicultora, participaron en los talleres representantes del turismo, la pesca artesanal y ONG vinculadas a la ciencia. Con las comunidades indígenas se está haciendo un trabajo paralelo con los mismos objetivos.

Criterios de uso

La definición de los usos permitidos en la Reserva Nacional Kawéskar se hará sobre la base de algunos criterios que ya definió la autoridad.

Medio centenar de personas de distintos ámbitos acudieron al taller efectuado en Punta Arenas. Foto: Salmonexpert.
Medio centenar de personas de distintos ámbitos acudieron al taller efectuado en Punta Arenas. Foto: Salmonexpert.

Resaltan entre ellos la descripción de las amenazas a las áreas protegidas, que para el caso de la Reserva Nacional Kaweskar incluyen el cambio climático, las especies exóticas invasoras, la contaminación marina, la colisión y muerte accidental de fauna y la expansión de la salmonicultura.

Asimismo, se estableció que los usos que se permitan en la reserva deberán ser compatibles con los objetivos de conservación en ese territorio, compatibles entre sí y además, compatibles con la capacidad de gestión de Conaf sobre el maritorio protegido respectivo.

En el taller los asistentes tuvieron que identificar en un mapa las áreas donde se desarrollan sus actividades y en el caso de la industria se trató de ubicar las concesiones vigentes. El objetivo del ejercicio era determinar qué tipo de actividades económicas se cruzan en el territorio.

El Consejo del Salmón informó en una reciente presentación ante el Senado que en el mar de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes se han otorgado concesiones de salmonicultura en un espacio equivalente al 0,14% de las áreas de protección, pero representan en torno a un 30% de las concesiones acuícolas para el cultivo de salmónidos.

Y en el caso específico de Magallanes, según la Asociación de Salmonicultores de esta región la zona ocupada por concesiones en las áreas protegidas es apenas el 0,009% de la superficie total.

Lea también: