Proteína podría mejorar respuesta inmune por vacunación contra Piscirickettsia

Alejandro Sáez, investigador de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Alejandro Sáez, investigador de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Chile: El aumento en la expresión de transferrina ayudaría en la respuesta inmune innata del pez frente a un cuadro de SRS. Según investigadores chilenos se podría incluir en nuevas formulaciones.

Publicado

Durante el 5 y 8 de septiembre, la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) fue la anfitriona de la novena versión del Simposio Internacional de Salud de Animales Acuáticos (ISAAH 9th), evento que congregó a una alta cantidad de personas ligadas a industria del salmón.

Alejandro Sáez, investigador de la misma casa de estudios, presentó los resultados el estudio que lideró titulado “Evaluación de los genes relacionados al metabolismo del hierro post vacunación en salmón Atlántico”.

De acuerdo con lo expuesto por Sáez, estudios previos han establecido una serie de genes candidatos que se regulan al alza en la infección por Piscirickettsia salmonis. Estos genes están relacionados con el metabolismo del hierro como la transferrina, ferritina y receptores de la transferrina, no obstante, faltaría información relacionada a su comportamiento en condiciones productivas.

“Nuestra hipótesis fue que la expresión de estos genes le confieren al salmón Atlántico menor susceptibilidad frente a la infección por P. salmonis. Para ello, nuestro objetivo fue evaluar los cambios en la expresión génica para verificar el rol protector del metabolismo del hierro en los peces”, explicó el investigador.

Además, el experto también buscó establecer una posible relación entre las citoquinas proinflamatorias de la respuesta inmune con el metabolismo del hierro.

Transferrina

Luego de vacunar un grupo de peces en agua dulce con una bacterina y una bacterina asociada a la bacteria viva atenuada, los investigadores tomaron muestras a cuatro tiempos distintos, tanto en agua dulce como en agua de mar, para analizar los cambios en la expresión génica y los porcentajes de mortalidad por SRS.

Las diferencias en la mortalidad por SRS entre los diferentes grupos se comenzaron a evidenciar desde la semana 30, con una significativa menor mortalidad y mayor porcentaje de supervivencia en el grupo vacunado con la bacterina más bacteria viva atenuada.

Al segundo punto de muestreo, 861 UTAs post vacunación, fue donde se evidenciaron cambios significativos con un aumento de expresión tanto en los genes de la respuesta inmune como tnf-α, y los relacionados al metabolismo del hierro como la transferrina, siendo mayor el cambio en el grupo vacunado con la bacterina asociada a la bacteria viva atenuada.

“Podemos ver un aumento en la expresión de tnf-α en la bacterina más viva atenuada, que podría estar vinculado a la parte del sistema inmune que es capaz de detectar la bacteria viva y modular toda la cascada de respuesta inmunológica. Este podría ser un signo relacionado a las mortalidades, solo mediante una aproximación inmunológica", planteó el experto.

Así, la sobreexpresión de la transferrina, proteína bacteriostática, y el tnf-α, citoquina proinflamatoria, en etapas tempranas de la infección, podrían explicar el retraso en la aparición de mortalidades atribuibles a P. salmonis.

“La vacuna viva atenuada gatilla una respuesta inflamatoria asociada con la expresión de la transferrina. Esta expresión de la proteína podría modular un efecto en la respuesta inmune innata, siendo un posible candidato para incluirla en formulaciones de vacunas de próxima generación para combatir el SRS”, concluyó el científico.