Saltar al contenido principal

Admiten Recurso de Protección para paralizar instalación de centro en carretera austral

Imagen referencial centro de salmón. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial centro de salmón. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El movimiento ciudadano Carretera Austral Sin Salmoneras presentó también solicitudes para que se declare la caducidad del permiso ambiental de centro de Salmones Austral.

La Corte de Apelaciones de Puerto Montt admitió este lunes, un Recurso de Protección presentado por el Movimiento Carretera Austral sin Salmoneras y con el apoyo de Greenpeace, para paralizar la instalación del centro de cultivo de Salmones Pacific Star, empresa parte del holding Salmones Austral, en las bahías de Lenca y Metri, ubicadas al sur de Puerto Montt.

Según se informa en el sitio web Diario de Puerto Montt, los argumentos en contra de la instalación de los centros de salmonicultura apuntan a que “alterará un patrimonio regional, pues se trata de sectores icónicos del turismo y conservación nacional, que cuenta con hallazgos arqueológicos de antigua data”, tal como señala la declaración pública del movimiento.   

Además, según la organización, la concesión acuícola y la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) ya están caducadas, porque superan ampliamente los plazos establecidos por las leyes de Pesca y de Bases del Medio Ambiente.

Desde Greenpeace indican que se presentaron también las solicitudes formales al Servicio de Evaluación Ambiental y Superintendencia de Medio Ambiente para que se declare la caducidad del permiso ambiental.

La coordinadora de Campañas de la organización ambientalista, Estefanía González, señaló que “es impresentable que esto se haya permitido y que las autoridades permanezcan en silencio cuando hay múltiples pruebas de que esta conducta de las empresas de falsear el inicio de sus operaciones para saltarse los plazos legales es muy común”.

Por su parte, Alicia Fuentes, una de las voceras del Movimiento Carretera Austral Sin Salmoneras, afirmó que “exigimos al Estado el derecho a vivir en un medio ambiente sin contaminación. Las comunidades no descansaremos hasta que este proyecto salmonicultor, que se ha instalado ilegal e impunemente en nuestra bahía, sea retirado por los organismos responsables. El Estado debe hacerse cargo y debe intervenir a favor de las comunidades y del medio ambiente".

Lea también: