Saltar al contenido principal
Sebastián Goycoolea, CEO de BluGlacier.
Sebastián Goycoolea, CEO de BluGlacier.

Chile: Sebastián Goycoolea, CEO de BluGlacier -alianza estratégica entre Blumar y Ventisqueros en EE.UU.-, detalló a Salmonexpert que sus ventas crecieron 40%, alcanzando US$ 170 millones en el 2016, y sus volúmenes se expandieron 25% con 15.000 toneladas de producto terminado, ritmo que mantendría este año.

La alianza estratégica entre Blumar y Ventisqueros, BluGlacier, tuvo un crecimiento de 40% el año 2016 en facturación, anotando US$ 170 millones en ventas, mientras que en volumen el crecimiento fue de 25%, con 15 mil de producto terminado, tanto en salmón fresco como congelado. “Para 2017 esperamos mover una cifra similar en cantidad y dinero, este último ligado a los precios que se obtengan, los que han superado todas las expectativas”, señaló a Salmonexpert el CEO de la empresa, Sebastián Goycoolea.

Los productores chilenos han visto los precios más altos de los 10 últimos años para el salmón en EE.UU. “Cada día es un producto más popular tanto en supermercados como restaurantes y su demanda más estable en todo período, lo que hace que frente a bajas en el abastecimiento, los valores reaccionen rápidamente y nadie quiere estar sin este alimento dentro de su oferta de seafood”, admitió el ejecutivo.

¿Cuánto tiempo más duraría este boom? 

Más que un boom, lo que ocurre está relacionado a la baja de las cosechas desde Chile, por un lado, generada por las floraciones de algas y que se suman a las disminuciones de siembras causadas por la crisis de precios que venía enfrentando la industria por un largo período. Estos valores récord se irán ajustando a medida que aumente la actividad en nuestro país, ya que los demás orígenes proveedores se ven con escenarios bastante alineados a lo que se esperaba.

¿Piensan sumar más empresas que Blumar y Ventisqueros a esta alianza BluGlacier? De ser así, ¿serían socios chilenos o extranjeros? 

No descartamos la invitación a más productores a unirse a nuestra oficina, aún hay quienes no cuentan con una presencia directa en el mercado de EE.UU. y soy un convencido de que el trabajo conjunto puede ofrecer un abastecimiento más seguro y de mejor calidad. Por otro lado, hoy contamos con un equipo comercial y logístico consolidado que nos permite abastecer a todo Norteamérica con salmón fresco y congelado durante todo el año. Respecto al origen, lo natural es pensar en otro actor chileno, pero no dejamos de lado la posibilidad de sumar a empresas de capitales extranjeros.

¿Es cierto que el salmón chileno no clasifica para ser vendido en varios supermercados top de EE.UU.? 

Dentro del gran espectro de clientes que existen en Estados Unidos, hay algunos que prefieren un origen específico y no están dispuestos a cambiar, o bien exigen cierto tipo de certificaciones o estándares productivos que pueden dejar fuera parte de la producción de Chile, pero es sin duda nuestro país el mercado más importante para el salmón Atlántico que se consume en Norteamérica.

¿El que Chile coloque menos presupuesto para promoción en EE.UU. en comparación a Noruega, le quita competitividad en ese mercado?

Los noruegos nos llevan una ventaja en tiempo y recursos dedicados a la promoción del salmón y de dónde proviene, lo que sin duda genera un efecto de reconocimiento y valor por parte del consumidor. Personalmente, considero estas campañas como muy beneficiosas, la gente joven está interesada en el origen de los alimentos y en la forma en que se producen. Nuestro país tiene una gran historia que contar y estoy convencido que el lanzamiento que se hará en la feria de Boston del Instituto Chileno de Marketing es de gran importancia para satisfacer la demanda de información y construir confianza.

Varios expertos señalan que las salmonicultoras chilenas, por la bonanza de precios, no están motivadas a aplicar cambios como vender más filete congelado que fresco en EE.UU., ¿cuál es su opinión al respecto? 

No me gusta generalizar. Creo cada compañía tiene su propia estrategia comercial, pero efectivamente saliendo de un período de pérdidas significativas, y con este nivel de precios, los productos frescos generan un retorno más rápido de dinero, aliviando la caja de las compañías. Si hablamos de nuestra estrategia como BluGlacier, hemos mantenido una distribución bastante pareja entre ambas presentaciones ya que nuestra orientación está en los programas y relaciones de largo plazo y no podemos dejar de lado a nuestros clientes que consumen solamente congelado.

Chile llegó a tener el 60% del mercado norteamericano del salmón. ¿Es cierto que hoy está bajo el 50%? ¿Cuáles son las razones?

En grandes números, efectivamente nuestra participación de mercado cerró en cerca del 50% en 2016, pero es natural que sea así, si el 25% de la producción se murió para el bloom de algas. Lo positivo es que Estados Unidos no está dispuesto a bajar sus niveles de consumo, a pesar de enfrentar una fuerte alza de precios. Lo lógico es pensar que una vez que se recuperen los volúmenes de cosecha de Chile, podamos retomar la relevancia en Norteamérica, ya que junto con Canadá somos los proveedores naturales de EE.UU., pero ese país tiene más bien limitada su capacidad de crecimiento.