Saltar al contenido principal
Dr. Carlos Sandoval, technical manager de Vehice. Foto: Salmonexpert.
Dr. Carlos Sandoval, technical manager de Vehice. Foto: Salmonexpert.

Chile: Estos metales son los más comúnmente encontrados, causando toxicidad en la salmonicultura chilena, donde los alevines de agua dulce son los más afectados.

Ayer, el laboratorio Vehice realizó la segunda versión del seminario internacional “Enfermedades emergentes y de alto impacto productivo en peces”. El evento celebrado en el hotel Cabañas del Lago, tuvo la participación de expositores tanto nacionales como extranjeros.

En la ocasión, el Dr. Carlos Sandoval presentó la charla “Toxicología acuática y su efecto en la condición de salud de los peces” que estuvo enfocada en los efectos nocivos de tres metales en los salmones: aluminio, hierro y cobre.

Situación en Chile

Existen metales esenciales y metales no esenciales para los organismos vivos, los que se pueden encontrar en deficiencia, cantidad óptima o niveles tóxicos.

Comenzando por aclarar que la metalotioneina es una enzima que retrasa la absorción de los metales en el organismo, sirviendo como protección, el Dr. Sandoval explicó que una vez que logran acumularse, “los metales afectan la enzima anhidrasa carbónica, que es la encargada de eliminar el CO2 del organismo, dañan los canales de calcio y alteran el flujo de iones”.

Luego, basándose en estudios histoquímicos que realizan para aproximadamente 31 empresas clientes de Vehice, logró mostrar evidencia concreta de su distribución en la población de peces, fuentes de agua y en épocas del año.

Del total de casos sospechosos a intoxicación por metales que llegaron al laboratorio, un 17% fue positivo.

Tipos de fuentes de agua

En cuanto a las fuentes de agua donde más se presentaron problemas, el agua dulce en general fue la que presentó mayores cantidades de metales, “sin embargo, también se detectó en pozo, recirculación e incluso en mar”, señaló Sandoval.

En porcentajes, el agua dulce presentó un 14% de positividad, mientras que el agua de pozo un 29% de positividad.

Por otro lado, en los distintos estadios de desarrollo, los alevines son los que presentan el mayor número de casos positivos y luego los smolts, no obstante, en cuanto a porcentaje, los adultos son los con mayor cantidad de muestras con presencia de metales (32%).

Según la opinión del experto, se presentan muchos problemas de rezago asociado a exposiciones previas a metales, “esto porque el pez cuando está expuesto a metales necesita al rededor de 20-30 días para eliminarlo del organismo y que vuelva a funcionar perfectamente”.

Sumado a lo anterior, la mayor cantidad de casos y problemas asociados ocurren en los períodos donde hay menos lluvias, de enero a mayo y de octubre a diciembre, de acuerdo con los resultados de Vehice.

Metales

"El aluminio detectado en intensidad leve en etapas tempranas del desarrollo, alevines por ejemplo, tiene un pronóstico desfavorable", comentó el experto de la empresa organizadora del evento.

De 820 análisis, se detectaron 102 positivos que equivalen a un 11% del total de las muestras, donde agua de pozo y estadio de alevinaje fueron los más comunes.

Por su parte, el hierro estuvo presente en 202 de 625 muestras, tanto en branquia como tracto gastrointestinal.

“No produce efectos enzimáticos severos como los otros metales, sino que genera un efecto hiperplásico en la branquia, y disminuye el área de intercambio gaseoso produciendo cuadros de hipoxia y anoxia”, aseguró el Dr. Sandoval.

Por último, el 16% de los peces fueron positivos al cobre, llamando la atención el 3% de casos severos.

Sobre este último mineral el experto concluyó que “aumenta el metabolismo del pez, disminuye su conversión alimenticia, inhibe el apetito y afecta el bulbo olfatorio”.

Lea también: