Saltar al contenido principal

"Buzos acuícolas operan en un contexto de seguridad, pero con las normas mínimas"

Las enfermedades mas prevalentes en los buzos son barotraumas óticos, osteonecrosis y enfermedades descompresivas neurológicas. Foto: Francisco Soto
Las enfermedades mas prevalentes en los buzos son barotraumas óticos, osteonecrosis y enfermedades descompresivas neurológicas. Foto: Francisco Soto

Chile: Un seminario de la Armada de Chile abordó reglamentación para un trabajo seguro y enfermedades mas prevalentes que presentan los buzos profesionales.

Ayer, miércoles 22 de noviembre, en el instituto profesional AIEP, se realizó el seminario “Normativas y riesgos asociados al buceo profesional", organizado por la Gobernación Marítima de Puerto Montt y el Comité Regional de Educación y Difusión de Seguridad en Actividades Marítimas (Coredsamar).

En el evento se abordaron temas como la normativa y procedimientos de trabajo seguro en el buceo Profesional, accidentes y enfermedades profesionales en actividades sub-acuáticas, prevención y tratamiento con énfasis en las alteraciones otológicas.

Reglamento

Durante el seminario de la Armada, Alejandro Ross, Capitán de Navío LT (R) Asesor Marítimo Gobernación Marítima Puerto Montt, hizo énfasis en la necesidad de cumplir con todas las normas dispuestas por la autoridad marítima en cuanto a reglas de descompresión, tiempos de buceo y fundamentalmente, a la permanente capacitación.

Sobre el Reglamento de Buceo para Buzos Profesionales el capitán informó que, “actualmente se está trabajando en modificaciones, para corregir y complementar algunos aspectos del reglamento actual, que incluso considera crear un capítulo exclusivamente para el buzo dedicado a la acuicultura”, modificación que, de llevarse a cabo, el estima que se podría implementar dentro de un año.

Salud

Por otro lado, el Dr. Fabián Hinojosa, médico salud ocupacional del IST, opina que los buzos del área acuícola operan dentro de un contexto de seguridad, pero con las normas mínimas, y que las empresas deben mejorar en equipamiento, conocimiento, capacitación, primeros auxilios y salvataje para llegar a una salmonicultura segura.

Para esto, recomienda: “en primer lugar, los buzos tienen que estar en las condiciones físicas adecuadas para ejercer el trabajo, y segundo lugar, las empresas salmonicultoras deben cumplir con los trabajos establecidos para cada tipo de buzo (básico o intermedio) y se tienen que respetar los resultados de los exámenes ocupacionales”.

En relación con la salud de estos trabajadores dijo que las enfermedades más prevalentes son barotraumas óticos, osteonecrosis y enfermedades descompresivas neurológicas.

Buzos en salmonicultura

Dentro de las actividades relevantes de la salmonicultura, la faena de buceo es considerada una de las más exigentes y riesgosas. Si las condiciones en las que se realiza no son adecuadas, puede generar graves accidentes laborales, en algunos casos con resultado de muerte o invalidantes para los trabajadores.

El 2014, se estimaba que poco más de 3.500 buzos trabajaban en el rubro, de acuerdo con Pablo Oyarzo, presidente del Sindicato de Buzos Chiloé de Empresas Salmoneras, representante en la Mesa de Buceo Seguro de Puerto Montt.

Hoy en día, se estima que 5.000 buzos trabajan en la industria salmonicultora -según el Dr. Fabián Hinojosa, Instituto de Seguridad del Trabajo (IST)-, dentro de las categorías de buzo mariscador básico (equipo semi-autónomo liviano hasta 20m de profundidad) y buzo mariscador intermedio (equipo semi-autónomo liviano o mediano hasta 36m de profundidad).