Saltar al contenido principal
El hecho delictual habría ocurrido la madrugada del 29 de diciembre del año pasado. Foto: Pixabay.
El hecho delictual habría ocurrido la madrugada del 29 de diciembre del año pasado. Foto: Pixabay.

Chile: Un inventario realizado recientemente reveló que faltaban 15 cajas de filete de salmón. La empresa presentó una querella ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas para que se indague a los responsables de un eventual delito de hurto agravado.

Chile Seafoods presentó acciones legales en contra de quienes resulten responsables del hurto de casi 230 kilos de salmón en una de sus plantas. Según lo informado por el diario El Pingüino, la sustracción ocurrió en la planta que se ubica en el sector de Barranco Amarillo, al norte de Punta Arenas.

De acuerdo a lo relatado, el 30 y 31 de diciembre del 2021 se hizo un inventario del recurso y se concluyó que faltaban 15 cajas con filete de salmón. Se hizo una revisión de las cámaras de seguridad y descubrieron un movimiento anómalo registrado el 29 de diciembre. En horas de la madrugada, un hombre con capucha negra se dirigió a las cámaras de almacenamiento y movió una cámara con la ayuda de un mango. Después cargó las cajas hacia la zona del pediluvio en reiteradas ocasiones.

Los equipos de seguridad también captaron al guardia de turno, quien también se dirigió a la zona de almacenamiento en el mismo horario que el encapuchado, pero ingresó desde una dirección distinta. El movimiento de ambos se perdió entre el sector de baños y casinos, que están cerca del sitio de la sustracción y no cuentan con cámaras de vigilancia.

La compañía afectada se reunió con la empresa subcontratada de seguridad para abordar la situación. Según la querella, el guardia de turno desconoció su participación en el hurto, “argumentando que no vio ni escuchó nada”.

Cada caja sustraída contenía casi 15 kilos de filete de salmón, por lo que el valor del botín hurtado se acerca a los $2,4 millones.

Esta no sería la primera vez que la planta en Barranco Amarillo de Chile Seafoods sufre el hurto de salmón. De acuerdo a la querella, el inventario del período septiembre-octubre registró una pérdida de stock de 450 kilos de filete. Sin embargo, en ese período no contaban con cámaras de vigilancia.

Con el registro de la cámaras de seguridad, la empresa presentó la querella ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas para que se indague a los responsables de un eventual delito de hurto agravado. En ella se solicita que el Ministerio Público despache una orden de investigar a la Policía de Investigaciones (PDI) y que se cite a declarar al guardia de seguridad para “aportar antecedentes relativos al establecimiento del hecho punible”.

Lea también: