Saltar al contenido principal

¿Cómo las salmonicultoras deben adaptarse al nuevo contexto y mercado laboral?

Loredana González Contreras, directora CreActiva Consultores. Foto: Cedida.
Loredana González Contreras, directora CreActiva Consultores. Foto: Cedida.

*Columna de opinión para Salmonexpert de Loredana González Contreras, directora CreActiva Consultores.

Sin duda la industria del salmón es una de las principales actividades económicas del país y no podemos desconocer su enorme impacto en el mercado laboral, empleando a más de 20.000 trabajadores de forma directa y alrededor de 50.000 de forma indirecta, además de la enorme cadena de pequeñas y medianas empresas que giran en torno a esta actividad.

Estas cifras nos hacen reflexionar sobre la inmensa responsabilidad que recae en cada una de las empresas pertenecientes al sector, no sólo en cuanto a la creación y cantidad de empleo, sino en la calidad de los puestos de trabajo que se están entregando.

Actualmente, estamos enfrentando una escasez de fuerza laboral importante, no sólo a nivel operativo, sino también a nivel técnico y en algunos casos, profesional. Esta situación ha derivado en que las empresas han tenido que mejorar sus ofertas y propuestas laborales para hacerse más competitivas y atractivas para poder cerrar sus procesos de selección.

En mi caso, como Directora de una consultora centrada en la Gestión de Personas, brindando servicios de reclutamiento de personal especialmente a clientes ligados a la industria salmonicultora, he visto en primera persona cómo ha cambiado el mercado laboral y las expectativas de los trabajadores y profesionales en general. Muchos de estos cambios y estas nuevas exigencias se han incrementado principalmente producto de la pandemia, en donde las personas están privilegiando aspectos tales como su salud, la flexibilidad laboral, la posibilidad de trabajar a distancia, entre otros.

Por otra parte, a nivel operativo, muchos trabajadores han salido del mercado laboral formal, producto de la migración de empleo fijo a actividades independientes, ayudas gubernamentales, la imposibilidad que tienen muchas personas, especialmente mujeres, para volver a incorporarse al mercado laboral en un contexto de pandemia.

Todos estos factores, han derivado en que hoy más que nunca las personas están escogiendo “dónde trabajar”, aspecto que ha movilizado a las compañías a ofrecer una oferta de valor más atractiva y a flexibilizar sus modelos, con el objetivo de ser más competitivas y captar la atención del talento que necesitan.

En mi experiencia, cada vez es más frecuente que al momento de contactar a candidatos para posiciones profesionales o ejecutivas, una de las primeras preguntas que me hacen es sobre la modalidad de trabajo, si ésta será presencial, mixta o remota. Esto me ha llevado a conversar con nuestros clientes y a analizar qué tipo de estrategias y prácticas están implementando para poder dar respuesta a estas nuevas exigencias del mercado laboral.

La verdad es que la respuesta sigue siendo variada, algunas de ellas están trabajando en adaptarse a este nuevo entorno, migrando a un modelo basado principalmente en objetivos y entregando flexibilidad en cuanto a trabajo presencial. Otras aún están más resistentes a los cambios, queriendo mantener el modelo tradicional de trabajo en oficina.

En este contexto, nosotros como CreActiva Consultores, también hemos tenido que flexibilizar nuestros procesos, adaptándonos a las necesidades de los clientes y en función de ello, hacer búsqueda especializada según los requerimientos de cada uno y alineados a los intereses de los postulantes.