Saltar al contenido principal

Rusia: Tanto BioMar como SHV, grupo dueño de Nutreco, afirmaron que modificarán su estrategia en el país europeo mientras continúe la crisis humanitaria ligada a la invasión a Ucrania. 

El proveedor de alimentos para salmón, BioMar, anunció que detuvo todas las actividades comerciales con Rusia tras la invasión de Ucrania. La medida incluye las ventas de productos terminados, así como el abastecimiento de materias primas y se aplica a todas las entidades de BioMar en todo el mundo.

Derechos humanos

La prohibición comercial ha sido aprobada por la junta, y BioMar iniciará el proceso de cierre de todas las actividades, evaluando los compromisos y los bienes en tránsito en la cadena de suministro caso por caso.

La empresa danesa señaló que la prohibición es un paso importante, ya que la sustitución de materias primas y la pérdida de volumen de ventas tendrán un impacto significativo.

“Esta no ha sido una decisión fácil, pero como empresa impulsada por nuestro propósito y valores, debemos tomar una posición”, dijo el presidente ejecutivo Carlos Díaz.

“Creemos que es nuestra responsabilidad tener un impacto positivo en el medio ambiente y los derechos humanos en todo el mundo. Por lo tanto, no colaboraremos con Rusia mientras esté violando la soberanía de Ucrania y causando una crisis humanitaria”.

“Desafortunadamente, nuestra decisión tendrá un impacto significativo en nuestros clientes en Rusia y podría afectar nuestros costos de formulación en el futuro, pero necesitábamos trazar una línea en la arena. No responsabilizamos al pueblo ruso y haremos todo lo posible para encontrar soluciones para nuestros clientes y empleados. A pesar del impacto, creemos que es lo correcto”.

BioMar indicó que sus empleados en Rusia y Ucrania se mantienen en el empleo y cuentan con el apoyo de la empresa.

Violación de la integridad

El jueves, SHV, el conglomerado holandés propietario del productor de alimentos Nutreco, afirmó que no emprendería nuevas inversiones, proyectos o exportaciones a Rusia, pero no llegó tan lejos como BioMar para detener los negocios existentes.

En un comunicado en su sitio web, SHV apuntó que había visto la “violación de la integridad territorial de Ucrania por parte de Rusia” con tristeza e incredulidad.

“En línea con el Propósito de SHV, nuestra primera prioridad es el bienestar de nuestros más de 1.100 empleados y sus familias en la región. Nuestros equipos están trabajando las 24 horas para ayudar a garantizar su seguridad, utilizando todos los recursos disponibles”. 

“Tendremos en cuenta a todos nuestros empleados en toda la región mientras navegamos por esta crisis”, afirmó SHV, una empresa con más de 55.000 empleados.

“Por ahora, no se realizarán nuevas inversiones, nuevos proyectos ni nuevas exportaciones a Rusia. Al mismo tiempo, evaluamos nuestras obligaciones actuales y futuras de forma continua a medida que evoluciona la situación. Cumplimos plenamente con las sanciones, tanto en espíritu como en la ley, y nos aseguramos de cumplir con lo que hacemos”.

Lea también: