Saltar al contenido principal

“El rigor técnico y científico del estudio y del fallo de la SMA no es óptimo”

Álvaro Pérez, gerente de Licencias y Medioambiente de Mowi Chile. Foto: Mowi Chile.
Álvaro Pérez, gerente de Licencias y Medioambiente de Mowi Chile. Foto: Mowi Chile.

Chile: Desde Mowi Chile afirman que la mayor parte de los 690.000 salmones escapados desde su centro Punta Redonda fue capturado y comercializado, por lo que descarta daño ambiental irreparable.

Tras el escape masivo de 690.000 salmones Atlántico desde su centro Punta Redonda 2018 por un evento climático extremo, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) sancionó por dos cargos a Mowi Chile, con una cifra histórica de $5.300 millones, por no mantener condiciones de seguridad apropiadas ni elementos de cultivo de óptima calidad y resistencia en el sitio.

Álvaro Pérez, gerente de Licencias y Medioambiente de Mowi Chile, detalla a Salmonexpert cuál es la posición y los pasos que seguirá la empresa tras la millonaria multa de la SMA.

La SMA afirma que con el escape de Mowi Chile existió un daño ambiental irreparable, ¿qué visión técnica tienen ustedes al respecto?
Mowi descarta que exista daño ambiental irreparable. Y esta no es sólo nuestra opinión, sino la de todos quienes durante el proceso han investigado y estudiado los antecedentes con objetividad y rigor científico y, sobre todo, con conocimiento de la industria. 

Desde la perspectiva técnica, existen estudios y análisis realizados por expertos de instituciones independientes, como EULA e Invasal, además de expertos de la industria, que indican que no existió daño ambiental. Es de público conocimiento que, tras el accidente, los salmones escapados fueron capturados, en su mayoría, por la pesca artesanal, por pescadores informales, recolectores de orilla y depredados por la sobrepoblación de lobos marinos que existe en la zona. Todo ello queda constatado dentro del expediente de la investigación realizada por la SMA y que, como hemos visto, no fue considerado por los expertos de ese organismo. 

En tanto, la SMA asegura que el salmón Atlántico escapado habría depredado a otras especies marinas y que se habría afectado al ecosistema en general, ¿cuál es la visión de ustedes?
Efectivamente lo que acabas de decir se afirma, más no se comprueba. Los resultados de los estudios demostraron que, en los escasos ejemplares recapturados, prácticamente no existía contenido gástrico. También se entregó a la SMA antecedentes gráficos y audiovisuales evidentes respecto a la pesca informal y de orilla. Fue de público conocimiento que la mayor parte de los peces escapados fue capturado y comercializado, por eso estimamos que el rigor técnico y científico del estudio de la SMA y de su fallo no es óptimo.

Es importante destacar que nuestra compañía hizo un esfuerzo gigantesco, no sólo en la recaptura, sino que fue más allá y encargó estudios inéditos de manera voluntaria a entidades independientes y expertas como Invasal (Núcleo Milenio Salmónidos Invasores), una de las organizaciones científicas con mayor experiencia en el rubro, para que durante 14 meses monitoreara y analizara las posibles consecuencias del escape.

Centro Punta Redonda de Mowi Chile. Foto: Archivo Salmonexpert.
Centro Punta Redonda de Mowi Chile. Foto: Archivo Salmonexpert.

Asimismo, la SMA no descarta que el salmón Atlántico escapado haya establecido poblaciones autosustentables en Chile, afectando al ecosistema, ¿qué responde Mowi en ese sentido?
La literatura mundial y nacional afirma que desde Alaska hasta Tierra del Fuego no hay evidencia científica de la existencia de colonias establecidas de salmones Atlántico, porque sus características biológicas no son compatibles para sobrevivir en las condiciones que presenta el océano Pacífico. Los estudios existentes y la evidencia científica son claros en esta materia y la SMA no presenta ninguna prueba de que existan colonias de salmones Atlántico en la zona, como afirma en su fallo.

¿Las estructuras de cultivo del centro Punta Redonda contaban con todas las medidas de seguridad respectivas, ¿cuáles eran?
Todos los centros de cultivo de Mowi Chile cumplen con lo que establece la normativa vigente y autoridades respectivas. Incluso, nos basamos en estándares noruegos, tal como nos lo indica nuestra casa matriz ubicada en ese país, que distingue complejidad de estructuras, basándose en distintos niveles de exposición del centro. Gran parte del fallo se sustenta en supuestas infracciones a una normativa de fondeo que en Chile se publicó recién el 18 de agosto de 2020 (dos días antes del fallo). 

¿A qué instancias legales específicas llegará Mowi Chile para ir contra la resolución de la SMA?
Como lo hemos indicado desde el primer minuto, desde que conocimos esta resolución -de la que fuimos notificados, al mismo tiempo que el Superintendente la hacía pública en una conferencia de prensa en Santiago- nuestra compañía utilizará todos los instrumentos legales que estén a su alcance para revocarla, porque la encontramos injusta. La SMA desconoció las pruebas técnicas presentadas, que demostraban que las estructuras cumplían con las condiciones de seguridad, que no existe daño ambiental y que nunca se puso en riesgo ni la seguridad de nuestros colaboradores, ni de la comunidad. 

Tras esto, ¿Mowi mantendrá sus operaciones en Chile o es algo que se encuentra evaluando?
Nuestro compromiso con la región en particular y con el país en general, se mantiene intacto. Queremos creer que esta resolución fue producto de errores administrativos de un servicio que enfocó su fallo en razones políticas y comunicacionales para enviar un mensaje a la industria del salmón. Creemos en la institucionalidad y las leyes del país y esperamos que los tribunales acojan nuestros argumentos técnicos y científicos durante el proceso judicial que se viene.

Lea también: