Skip to main content

Híbridos de P. salmonis: “Hay una amplia distribución"

El presente estudio ligado a P. salmonis fue validado científicamente y está a disposición de toda la comunidad. Foto: Rubén Avendaño-Herrera.
El presente estudio ligado a P. salmonis fue validado científicamente y está a disposición de toda la comunidad. Foto: Rubén Avendaño-Herrera.

Chile: Dos de los investigadores involucrados en el descubrimiento de estos aislados, informan que están trabajando en el desarrollo de un kit que permita la diferenciación de los genogrupos LF-89 y EM-90 y posteriormente, tambíen de los híbridos.

Con respecto al estudio de investigadores chilenos que descubrió siete aislados híbridos del patógeno Piscirickettsia salmonis, Salmonexpert contactó a dos de sus autores, el Dr. Rubén Avendaño-Herrera (RA), investigador del Centro Interdisciplinario para la investigación Acuícola (Incar) y docente de la universidad Andrés Bello, y al Dr. Alejandro Yáñez (AY), docente e investigador de la Universidad Austral de Chile (UACH) y del Incar, para indagar sobre las características de estos aislados, el uso de la técnica de Tipificación Multilocus de Secuencias (MLST por sus siglas en inglés) y los próximos pasos en la investigación.

¿Cuál es el posible origen de estos aislados “híbridos”?

RA: El grupo lo conforman siete aislados de P. salmonis recuperados a partir de salmón Atlántico (cuatro aislados) y trucha arcoíris (tres aislados) cultivados en Chile. El más antiguo de estos aislados es del año 2009, siendo los restantes recuperados de peces enfermos en 2009, 2013 y 2015. Por tanto, estamos conviviendo con este grupo hace 10 años en las regiones de Los Lagos y Aysén. Respecto a su origen, nosotros aplicamos un análisis informático y matemático, pero dependiendo de la herramienta es posible observar la existencia de recombinación génica o no. Esta situación se discute en profundidad en el artículo, pero lo que sí se podría señalar es que hay una amplia distribución de estos híbridos y se requieren de mayores estudios. Por tanto, el diagnóstico a partir de ahora no sólo puede sustentarse en presencia o ausencia como es el caso del PCR, sino en la obtención del aislado en cultivo puro.

¿Se sabe algo de su patogenicidad?

Dr. Rubén Avendaño-Herrera. Foto: Rubén Avendaño-Herrera.
Dr. Rubén Avendaño-Herrera. Foto: Rubén Avendaño-Herrera.

RA: No, pero el contexto del Fondap Incar son estudios que están en carpeta y también existen otros que se encuentran en curso, como por ejemplo el análisis de susceptibilidad a antimicrobianos, ya que se podría pensar que los híbridos pueden responder de manera distinta a los antibióticos. De hecho, es muy relevante indicar que los siete aislados han sido recuperados a partir de peces enfermos y con diagnóstico clínico de SRS, pero los datos de mortalidad y epidemiológicos los desconocemos.  

¿Estos híbridos tienen alguna relación con la posible nueva especie identificada por el Dr. Jörg Overmann?

RA: Se podría pensar que efectivamente hay una relación, ya que el Dr. Overmann analizó el genoma completo de 44 aislados nacionales e incluyó otro noruego. En nuestro estudio también podría haberse incluido algunos de esos aislados debido a que el Dr. Yáñez junto al Dr. Jaime Figueroa facilitaron algunos de los aislados al Dr. Overmann, quien reconoce tres subgrupos en el genogrupo EM-90. Nosotros identificamos la presencia de dos genogrupos similares a EM-90 y LF-89 y otro que es definitivamente el grupo híbrido. Es probable que estemos muy cercanos a los resultados del Dr. Overmann y/o hablando cosas muy similares, sólo que nosotros también detectamos un genogrupo similar a LF-89, distinto del clásico genogrupo LF-89.

¿Cómo se aplica la MLST para investigar, por ejemplo, la epidemiología del patógeno?

RA: Cuando decidimos realizar este estudio siempre tuvimos en consideración que el protocolo y secuencia de los genes del MLST se debían validar científicamente y dejarlos disponible a toda la comunidad. Por tanto, hoy se puede implementar en las universidades, laboratorios de diagnósticos, empresas salmonicultoras, incluso en entidades gubernamentales y esto traerá como consecuencia un enriquecimiento de los datos epidemiológicos.

Dr. Alejandro Yáñez. Foto: UACH.
Dr. Alejandro Yáñez. Foto: UACH.

Esperamos ahora que el diagnóstico sea cada vez más asociado al aislamiento del patógeno y así poder realizar el seguimiento de los grupos genéticos de P. salmonis que están causando las mortalidades en los centros marinos, buscando dar respuesta a las incógnitas que no han sido resueltas a la fecha. Por ejemplo, los fracasos terapéuticos son debido a esta diferencia genética, ya que el Dr. Overmann indica que no sólo existen los clásicos grupos LF-89 y EM-90 usando el genoma como base. Actualmente, muchos colegas han logrado obtener mediante compra o muestreo de campo aislados de P. salmonis para realizar sus estudios de vacunas, antibióticos, alimentos, etc. Sin embargo, surge la pregunta sobre si la pertenencia de los aislados a un grupo genético u otro condiciona o influye en los resultados de campo. En este sentido, surge la inquietud de enriquecer con aislados más recientes el conocimiento existente, ya que nosotros sólo analizamos P. salmonis recuperadas entre 1989 a 2015. Por tanto, invitamos a todos quienes quieran conocer el genogrupo de sus aislados a realizar el análisis y los datos someterlos al sitio web de pubmlst específico para P. salmonis, siendo los curadores de la plataforma para este patógeno quienes suscriben el artículo.

¿Cuáles son los próximos pasos de la investigación?

AY: Los próximos incluyen la generación de un nuevo kit diagnóstico que permita discriminar entre los genogrupos LF-89 y EM-90 y posteriormente, que también permita el reconocimiento de algún genogrupo híbrido que podamos identificar. También queremos analizar los nuevos genomas que están disponibles en la base de datos del Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI por sus siglas en inglés) para poder buscar genes únicos de las distintas cepas híbridas.