Saltar al contenido principal

Jaulas sumergibles Atlantis Subsea Farming presentan positivos resultados

Proyecto logró cosechar 25 mil salmones a finales de abril y los restantes 75 mil peces a mediados de junio. Foto: Atlantis Subsea Farming.
Proyecto logró cosechar 25 mil salmones a finales de abril y los restantes 75 mil peces a mediados de junio. Foto: Atlantis Subsea Farming.

Noruega: Los últimos ensayos del proyecto en que participa el grupo AKVA, han mostrado prometedores registros en términos de crecimiento y bienestar de los peces, y prevé el ingreso de más ejemplares en Año Nuevo.

Atlantis Subsea Farming es una iniciativa de colaboración entre el grupo AKVA, el productor Sinkaberg-Hansen y el fabricante de redes, Egersund Net. La gerente de proyecto, Trude Olafsen, comparte algunas de las conclusiones luego del segundo ingreso de peces al sitio asociado a Salmonexpert, Kyst.no. 

“Experimentamos que después del ingreso número dos, hemos ganado una fe aún mayor en que las jaulas sumergibles pueden ser una buena alternativa en algunas localidades más expuestas en las áreas costeras exteriores. Los peces parecen acostumbrarse rápidamente a vivir en una jaula que se baja a 30-40 metros, y la biología es, después de todo, lo más importante aquí. Técnicamente, Atlantis también funciona bien, aunque, por supuesto, nos queda algo de trabajo antes de que todo funcione de manera óptima”, dice la ejecutiva.

Atlantis Subsea Farming ingresó alrededor de 100 mil peces en el centro de Skrubbholmen a mediados de febrero y cosecharon 25 mil salmones a finales de abril y el resto a mediados de junio. Los salmones, de 3 kilos, se bajaron a una altura de la cúpula de unos 30 metros. 

Olafsen indica que estaban emocionados acerca de si todos los peces aprenderían a tomar aire en la cúpula de aire que está montada en el techo de la jaula: “Todos nuestros registros de patrones de natación y comportamiento de alimentación indican que se hizo. Esta es quizás la experiencia más importante que tuvimos”.

Gerente de proyecto, Trude Olafsen. Foto: AKVA group.
Gerente de proyecto, Trude Olafsen. Foto: AKVA group.

Respecto del bienestar y mortalidad de los peces, Olafsen señala que “según las observaciones realizadas a los peces a través del seguimiento y la alimentación diarios, la evaluación general es buena. En la posición sumergida, los peces no muestran signos de bienestar reducido. Esto se refleja en el comportamiento, el apetito y los resultados de la cosecha. La tasa de mortalidad durante el período fue del 6%. Vemos una mayor actividad de salto cuando se levanta la jaula y se quita el techo, y no estamos seguros de qué lo está causando. Esto será objeto de más seguimiento”.

Desarrollo de piojos 

La compañía ha eliminado los piojos de mar de los peces mediante la liberación con Optilicer, e incluso con buen efecto, todavía había algunos parásitos en los salmones cuando concluyó el tratamiento.

“El desarrollo de piojos ha sido seguido tanto por cálculos como por recuentos, y los resultados muestran que el ciclo de vida y el desarrollo de los piojos en Atlantis no difieren significativamente de lo que conocemos como desarrollo normal / esperado en las jaulas de superficie tradicionales. Dado que la infestación de piojos se registra en la posición sumergida, indica que algunas larvas han estado en las profundidades ya que han alcanzado la etapa infecciosa. Sabemos que también se han registrado previamente recargos a los peces que se han mantenido a profundidad en otras localidades, por ejemplo mediante el uso de redes de tubo, pero luego en menor medida que en las jaulas de superficie tradicionales”, explica Olafsen.

La compañía, en tanto, ingresará peces por tercera vez en Atlantis alrededor del Año Nuevo y estará en una localidad más expuesta, y luego los salmones serán de 1 a 2 kilos.

Lea también: