Saltar al contenido principal

Los nuevos proyectos salmonicultores para mejorar la mitigación climática

El proyecto Atando Cabos es uno de los que fomenta la economía circular en la acuicultura chilena. Foto: Atando Cabos.
El proyecto Atando Cabos es uno de los que fomenta la economía circular en la acuicultura chilena. Foto: Atando Cabos.

Chile: GSI anunció que agilizará el progreso en metodologías de economía circular, reduciendo el uso de plásticos y apoyando iniciativas de concientización para reducir los plásticos en el océano.

Global Salmon Initiative (GSI) anunció ayer que está incorporando nuevos proyectos para abordar los desafíos globales en seguridad climática, alimentaria y nutricional “para consolidar aún más la industria salmonicultora como líder global en la producción de proteína sustentable y nutritiva”.

Los nuevos proyectos incluyen establecer un marco de informes del impacto climático de la industria del salmón y la cadena de abastecimiento, en colaboración con el Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wildlife Fund, WWF). Este es el primero en su tipo del sector alimentario y se usará para mejorar las estrategias de mitigación climática en toda la producción y la cadena de abastecimiento. Asimismo, los nuevos proyectos fomentan el uso responsable del plástico y el desarrollo e integración de metodologías de economía circular para apoyar un sistema alimentario saludable y resiliente.

El nuevo copresidente de GSI, Regin Jacobsen, también director ejecutivo de Bakkafrost, señaló que “el progreso realizado a la fecha bajo el liderazgo de GSI no tiene precedentes, pero ahora no es el momento de dormirnos en los laureles. Todos enfrentamos los enormes desafíos que continúan surgiendo en cuanto a seguridad climática, alimentaria y de biodiversidad. Pero al seguir trabajando juntos para abordar estos desafíos y compartir la innovación, la salmonicultura puede ser parte de la solución para proporcionar alimentos saludables y sustentables”.

“GSI siempre ha sido un ejemplo destacado de cambio”, agregó Jason Clay, vicepresidente sénior de mercados en WWF. “Ningún otro grupo trabaja a nivel de toda la industria como GSI o produce los mismos tipos de impacto a escala global. Su enfoque inicial en la certificación del ASC y la bioseguridad fue ambicioso y es excelente ver el progreso que lograron. Aunque no queremos que este trabajo se detenga, apoyamos firmemente la decisión de GSI de comenzar a trabajar en nuevas iniciativas. Los impactos climáticos y los informes sobre carbono son elementos fundamentales de la producción alimentaria”.

Áreas de mayor impacto colectivo

Al revisar los desafíos del mundo, el cambio climático, las metodologías de economía circular y la dependencia de los plásticos se identificaron como las áreas en las que los miembros de GSI podrían tener el mayor impacto colectivamente, de acuerdo con lo manifestado por el GSI.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático ha informado que del 21% al 37% del total de emisiones de gases de efecto invernadero pueden atribuirse al sistema alimentario, una huella que se complicará con la necesidad de producir un 60% más de alimentos para satisfacer la cambiante demografía, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Food and Agricultural Organization of the United Nations, UN FAO).

“Los sistemas alimentarios globales deben cambiar y enfocarse en alimentos respetuosos con el clima que satisfacen las necesidades nutricionales vitales. La salmonicultura ya tiene una de las huellas de carbono más bajas de todos los sectores productores de proteína animal; sin embargo, a medida que el sector crece para satisfacer la creciente demanda, se necesitan medidas adicionales para reducir el impacto. A través del desarrollo de una plataforma de informes de toda la industria, los miembros de GSI podrán medir de manera transparente su impacto climático y usar los resultados para desarrollar estrategias eficaces de mitigación climática”, afirman desde la organización.

Los plásticos, los contaminantes y los empaques “ingresan en cantidades alarmantes a los sistemas hídricos del mundo. Como granjeros oceánicos, un océano saludable es fundamental para el trabajo de los miembros de GSI, el sustento de nuestros colegas y las comunidades donde operamos. Con esto, los miembros de GSI reconocen su responsabilidad y capacidad de incorporar metodologías de circularidad, reducir la dependencia del plástico en toda la cadena de abastecimiento y apoyar una mayor concientización y eliminación de los plásticos del océano. GSI revisará y agilizará el progreso en metodologías de economía circular, reduciendo el uso de plásticos y apoyando iniciativas de concientización para reducir los plásticos en el océano”, aseguran desde la entidad.

Junto con el nuevo y mejorado enfoque en la mitigación del cambio climático, la economía circular y los plásticos, GSI está fortaleciendo las iniciativas de impacto social a través de informes transparentes sobre indicadores sociales ampliados en el Informe de Sustentabilidad anual. La organización fue establecida en 2013 por destacados directores generales de la industria del salmón, “comprometidos a ayudar a alimentar al mundo de una manera más saludable y sustentable por medio de avances en la acuicultura responsable”.

Lea también: