Skip to main content

Mares más cálidos: malas noticias para el salmón de cultivo

Elisabeth Ytteborg está investigando cómo los aumentos de temperatura afectarán el cultivo de salmón noruego. Ella cree que los indicadores son preocupantes y que se necesita mayor investigación. Foto: Joe Urrutia/Nofima.
Elisabeth Ytteborg está investigando cómo los aumentos de temperatura afectarán el cultivo de salmón noruego. Ella cree que los indicadores son preocupantes y que se necesita mayor investigación. Foto: Joe Urrutia/Nofima.

Noruega: Los investigadores de Nofima han analizado cómo el cambio climático puede afectar la salmonicultura noruega en los próximos 50 años. Los peces podrían morir cuando el agua aumenta mucho su temperatura, lo que ya pasó en Canadá.

La temperatura del mar frente a la costa noruega ha aumentado en promedio 1°C desde la década de 1980. Provocado por el hombre, el cambio climático continuará calentando el océano durante las próximas décadas.

Estas son malas noticias para el salmón de cultivo, los cuales son vulnerables a los aumentos de temperatura.

En octubre, varios centros de cultivo en Canadá fueron golpeados por una ola de calor que mató a más de dos millones de salmones en el mar. "Para poder enfrentarlo, tenemos que aceptar este hecho como una nueva normalidad", señaló el portavoz de la compañía canadiense en dicha ocasión.

“Situaciones similares también pueden ocurrir en Noruega. Necesitamos saber más sobre la biología de los peces para que la industria acuícola pueda adaptarse al cambio climático lo mejor posible”, asegura la investigadora de Nofima, Elisabeth Ytteborg.

Desafíos para el salmón

Ytteborg ha analizado las tendencias de temperatura en las 13 regiones productoras de salmón en Noruega hasta el 2070, en relación con la tolerancia a la temperatura del salmón.

“Incluso en el escenario climático más templado, vemos que el mar podrá calentarse a temperaturas que pueden presentar desafíos para el salmón, especialmente en el sur del país”, apunta la investigadora.

El estudio fue realizado por investigadores noruegos y escoceses de Nofima y la Universidad de Stirling, en el proyecto ClimeFish, financiado por la UE. Sus resultados fueron publicados recientemente en la revista científica Aquaculture.

Poca resistencia al calor

Parámetros biológicos del salmón

  • La temperatura óptima del agua debe ser entre 8 y 14º para que los peces se alimenten y crezcan rápidamente.
  • Cuando el agua supera los 16º, el salmón se estresa, come menos y el crecimiento disminuye.
  • Cuando la temperatura supera los 23º, el salmón puede morir.

El salmón tiene parámetros biológicos y ambientales que deben cumplirse para permitir la acuicultura en el mar. Pocas áreas del mundo cumplen con estos criterios. La temperatura adecuada es uno de los requisito importante.

Según Ytteborg, en el futuro, el aumento de la temperatura del mar puede limitar la producción en varios centros de cultivo en Noruega,.

Otras investigaciones anteriores plantean que el salmón muere a los 23º, pero en Canadá los peces murieron a solamente 20º.

“Esto muestra que la biología de los peces es más compleja de lo que hemos visto hasta ahora y que debemos incluir más factores que sólo la temperatura al evaluar la importancia biológica del cambio climático” plantea la investigadora.

Ytteborg cree que la industria salmonicultora ya debería considerar diferentes estrategias de adaptación al cambio climático.

“Las nuevas tecnologías, los programas de mejoramiento para la adaptación a las temperaturas y los lugares de cultivo alternativos son posibles soluciones para continuar el crecimiento en las regiones actuales”, puntualiza.

Lea también: