Saltar al contenido principal

Demuestran que pequeñas dosis de antiparasitario afectan al zooplancton

Calanus es la principal especie de zooplancton en el mar de Noruega. Foto: Terje van der Meeren/IMR.
Calanus es la principal especie de zooplancton en el mar de Noruega. Foto: Terje van der Meeren/IMR.

Noruega: Un ensayo en laboratorio realizado por el Instituto de Investigación Marina de Noruega evidenció que la especie Calanus puede ser destruida por pequeñas concentraciones de peróxido de hidrógeno, agente utilizado en la industria salmonicultora.

Una de las herramientas utilizadas para combatir el piojo de mar en Chile y Noruega es el baño de peces utilizando agentes antiparasitarios como peróxido de hidrógeno.

Ahora, un equipo del Instituto de Investigación Marina de Noruega (IMR) realizó un ensayo en condiciones controladas para evaluar el efecto del peróxido de hidrógeno en Calanus, un copépodo parte del zooplancton.

La investigación evidenció que bajas concentraciones de este producto químico pueden destruir la presencia de Calanus.

“Calanus es el alimento principal de los peces juveniles a lo largo de la costa noruega donde se encuentran todos los centros de cultivo. Se genera en primavera, cuando el uso de agentes antiparasitarios está en su peak. Por eso necesitamos saber si el peróxido de hidrógeno lo daña", dice la estudiante de doctorado y responsable del estudio, Rosa Escobar-Lux.

Letalidad

El primer objetivo era encontrar las dosis letales más bajas. Los investigadores pusieron Calanus en tanques que contenían concentraciones variables de peróxido de hidrógeno durante una hora. Después de dejarlos recuperarse durante 24 horas en agua limpia, midieron el resultado.

"Un tanque con el 10% de la dosis de liberación recomendada para el salmón mató a todos los adultos Calanus", comenta Escobar-Lux.

Una concentración de 1,8% mató a la mitad de ellos. Los investigadores llaman a este punto LC50, la dosis que mata a la mitad de los animales de prueba.

Juveniles más resistentes

El Calanus juvenil resultó ser algo más resistente. Se necesitaba un 4,5% de la dosis para eliminar la mitad al día siguiente.

“Cuando se usa en centros de cultivo de peces, el peróxido de hidrógeno es menos efectivo contra los piojos de salmón juveniles que adultos. Es por eso que también probamos su efecto en Calanus juvenil versus adulto", detalla la investigadora.

Uso de wellboats aumenta la dilución

Hace una gran diferencia si aplica el tratamiento en una jaula de mar o en un wellboat, en este último, la limpieza se lleva a cabo en un tanque, y el "agua de baño" se libera gradualmente en una distancia de 2-3 kilómetros.

“Esto significa que el peróxido de hidrógeno se diluye mucho más rápido y es menos peligroso. Por otro lado, realizar la limpieza en un wellboat significa más manejo y estrés para el salmón”, afirman desde el IMR.

“En el mar, el agente antiparasitario se diluirá cada vez más a medida que avanza desde donde fue liberado. La rapidez con que eso ocurra depende de las corrientes”, establece la investigadora.

Y añade: "¿Qué nos dicen los resultados del laboratorio sobre lo que realmente sucede en la naturaleza?"

“Esta investigación no nos dice si tales concentraciones de peróxido de hidrógeno ocurren fuera de las jaulas de cultivo en el mar. Lo que nos dice es que si ocurren tales concentraciones, pueden dañar al Calanus en el área”, dice Escobar-Lux.

Escape 

Los investigadores también querían saber qué pasó con los Calanus que sobrevivieron a la exposición. ¿No se vieron afectados o sufrieron los llamados efectos subletales? Probaron la respuesta de escape del Calanus.

Calanus puede escapar rápidamente del peligro si sienten turbulencias inesperadas en el agua. Por ejemplo, cuando un pez abre la boca para comerlo.

Usando una corriente de agua pequeña y específica, los investigadores crearon una turbulencia similar. Filmaron las reacciones de Calanus ordinario y de los sobrevivientes del agente de antiparasitario.

"El Calanus juvenil que sobrevivió a la exposición al 5% de la dosis del antiparasitario no se apartó de los peces. Principalmente permanecen inmóviles en el fondo del tanque”, comenta la representante de IMR.

"En otras palabras, el peróxido de hidrógeno puede aumentar el riesgo de que depredadores se coman a los sobrevivientes", finaliza la investigadora.

Revise la investigación completa aquí. 

En la imagen, Calanus se está moviendo para evitar la succión de la pipeta, que aparece como el tubo negro. En Noruega, Calanus también es llamado
En la imagen, Calanus se está moviendo para evitar la succión de la pipeta, que aparece como el tubo negro. En Noruega, Calanus también es llamado"hoppekreps" (literalmente "crustáceo saltador"). Fuente: IMR.
Lea también: