Saltar al contenido principal

Científicos explican estudio que detectó residuos antibióticos en Fiordo Puyuhuapi

Dr. Silvio Pantoja y Dra. Camila Fernández. Imagen: UDEC/Camila Fernández.
Dr. Silvio Pantoja y Dra. Camila Fernández. Imagen: UDEC/Camila Fernández.

Chile: Investigadores que descubrieron residuos antibióticos en Fiordo Puyuhuapi, explican que la concentración de florfenicol detectada es 2 millones de veces menos de lo publicado sobre Concentración Efectiva.

Un estudio realizado por un grupo de científicos chilenos descubrió que, posterior a seis meses de realizado un tratamiento con florfenicol en un centro de cultivo ubicado en el Fiordo Puyuhuapi, el 26% de las muestras analizadas contenían residuos del antibiótico.

Otro fármaco analizado fue flumequina, del cual solamente se encontraron trazas en una muestra. Además, no se detectó ningún antibiótico en la fase disuelta ni en los sedimentos superficiales del agua.

En conversación con Salmonexpert, los expertos que participaron en el estudio Dr. Silvio Pantoja y Dra. Camila Fernández, científicos del COPAS Sur-Austral, Universidad de Concepción, entre otras instituciones, entregaron mayores detalles de sus resultados obtenidos.

Baja concentración

En cuanto al porqué se centraron en el Fiordo Puyuhuapi, los Dres. mencionan que tuvo directa relación con la actividad salmonicultora y con el uso reciente de los dos antimicrobianos con los cuales trabajaron.

“Elegimos el fiordo puyuhuapi porque tiene una gran extensión (unos 700 kilómetros cuadrados), de los cuales 9% son usados por salmonicultura, por lo que esos resultados pueden ser interpretados más ampliamente. Una segunda razón es que situamos nuestro estudio en una zona donde la administración de florfenicol había pasado seis meses antes y de flumequina un año antes. Esto era especialmente pertinente ya que nos interesaba estudiar su persistencia en el ambiente”, señalaron los especialistas.

De acuerdo con los expertos del COPAS Sur-Austral, si bien ambos antibióticos también se utilizan en la agricultura, no pueden atribuirles un origen específico, al menos a las trazas de flumequina.

La concentración de florfenicol medida de 23,1 ng/L, es una concentración baja”. 

Dr. Silvio Pantoja y Dra. Camila Fernández.

“Florfenicol estaba presente asociado a las partículas que hay flotando en el agua, aunque no es una concentración alta y solamente lo detectamos en 26% de las muestras analizadas. Esa concentración es cerca de 2 millones de veces menos de lo que se ha publicado sobre Concentración Efectiva de florfenicol para disminuir el 50% del crecimiento de la microalga Scenedesmus (EC50 = 40,4 mg/L)”, especifican los científicos chilenos.

En sus conclusiones, los autores también indicaron que los sedimentos superficiales podrían actuar como reservorios de resistomas bacterianos, y que las bacterias portadoras de genes de resistencia a los antibióticos podrían eventualmente convertirse en un riesgo para la salud humana.

Frente a esto, los científicos aclararon: “la conclusión sobre los genes de resistencia está basada en la estimación del tiempo que el antibiótico flumequina podría estar presente en concentraciones suficientes para que se genere resistencia en el sedimento”. 

Lea también: