Saltar al contenido principal

“Nueva normativa dará mejor calidad de vida a trabajadores de naves acuícolas”

Senador David Sandoval. Foto: Congreso de Chile.
Senador David Sandoval. Foto: Congreso de Chile.

Chile: El senador David Sandoval, creador del proyecto de ley, afirma que se dará un salto en calidad de servicio con la definición de naves de apoyo a la acuicultura y sus condiciones de habitabilidad.

Un proyecto de largamente esperado entre los trabajadores del mar cumplirá su tercer trámite en la Cámara de Diputadas y Diputados: el que modifica la ley N°18.892, en cuanto a la definición de embarcación de apoyo a la acuicultura, junto con sus condiciones adecuadas de habitabilidad, tras ser despachado de manera unánime por la Sala del Senado en general y en particular. 

El proyecto tuvo su origen en una moción de la Cámara de Diputados, entre cuyos autores está el actual senador David Sandoval, y tiene por objeto redefinir las condiciones de habitabilidad que deben cumplir las embarcaciones pesqueras artesanales, incluyendo a aquellas que prestan apoyo a la acuicultura, las que deberán estar provistas de elementos y características destinadas a otorgar a la tripulación ambientes de seguridad, salud, higiene, confort y, en general, de espacios de alojamiento, alimentación y aseo que garanticen dignidad de trabajo a las personas de mar.

En específico, en el artículo 14 A, se define por primera vez como embarcación de apoyo al sector acuícola, “a aquella destinada a la instalación, mantenimiento, reparación y retiro de estructuras de cultivo; ingreso y siembra de ejemplares de cultivo -como los salmones- y de alimentos e insumos para ellos; cosecha de ejemplares cultivados; retiro de ejemplares muertos; labores de toma de muestras para controles sanitarios; apoyo a tratamientos farmacológicos; monitoreos ambientales; abastecimiento de agua y combustibles; traslado de personas hacia, desde y entre sitios de cultivo, y abastecimiento de alimentos e insumos para el personal que opera centros de cultivo”.

Luego, en el artículo 14 B, relativo a las condiciones de habitabilidad y bienestar de embarcaciones pesqueras artesanales y de apoyo a la acuicultura, se indica que “son los elementos de seguridad, salud, higiene y confort que deben reunir los espacios destinados a la habitabilidad de las naves a que se refieren los números 14 y 14 A de este artículo, tales como ubicación, tamaño, materiales, condiciones de higiene, ventilación, calefacción, refrigeración, iluminación, mitigación de ruidos y vibraciones excesivas, aplicables a las zonas de alojamiento, alimentación y aseo de la tripulación”.

El proyecto de ley en discusión, tiene por objeto redefinir las condiciones de habitabilidad que deben cumplir las embarcaciones que  prestan apoyo a la acuicultura. Imagen: SIET Oficiales de Naves Especiales y Regionales.
El proyecto de ley en discusión, tiene por objeto redefinir las condiciones de habitabilidad que deben cumplir las embarcaciones que prestan apoyo a la acuicultura. Imagen: SIET Oficiales de Naves Especiales y Regionales.

Así las cosas, el senador Sandoval afirmó a Salmonexpert que la idea del proyecto de ley nació por impulso de los armadores de la región de Aysén, dado que actualmente “sus naves no cuentan, de acuerdo con la reglamentación vigente, con las condiciones que hacen apto el trabajo de la gente que presta el servicio acuícola. Estas embarcaciones, por ejemplo, no necesitan bodega para pesca y muchas veces los espacios sobre cubierta no son suficientes”. 

“El reglamento definirá en detalle la norma de habitabilidad que deberán tener estos barcos, en zonas tan complejas como la sur austral, con condiciones adecuadas para quienes se encuentran a bordo, en áreas tales como comedor, cocina, baño, dormitorios. La nueva normativa dará mejor calidad de vida a trabajadores de naves acuícolas y permitirá concretar un salto en calidad de servicio, con la dignidad adecuada para la actividad”, aseguró el parlamentario por la región de Aysén. 

Con todo, el senador Sandoval recalca que el reglamento, que deberá dictarse dentro de los seis meses siguientes a la publicación de esta ley, determinará en detalle las condiciones de habitabilidad y bienestar que deben cumplir las embarcaciones pesqueras artesanales y de apoyo a la acuicultura, debiendo siempre tener en cuenta la zona geográfica en que opera la nave, así que todavía hay que esperar para conocer cada uno de los puntos técnicos de la normativa.

Lea también: