Saltar al contenido principal

Oposición genera proyecto que ensanchará Canal de Kirke para barcos de mayor envergadura

Canal de Kirke. Foto: El Mostrador.
Canal de Kirke. Foto: El Mostrador.

Chile: De acuerdo con el Estudio de Impacto Ambiental, la iniciativa busca permitir la navegación en condiciones de seguridad por este sector hacia Puerto Natales, a barcos de 240 metros de largo.

El Canal de Kirke es un estrecho con un paso marítimo situado a 50 kilómetros al sur de Puerto Natales. Su estrechez -50 metros navegables en su parte más angosta- un fondo rocoso somero y la presencia de pequeñas islas que crean corrientes irregulares, obligan a extremar los cuidados al navegar.

Actualmente “se gestiona un proyecto que pretende ensanchar este canal en un área especialmente sensible y de riqueza natural inconmensurable. La idea es facilitar la navegación por el Canal Kirke, debido a que es uno de los pasos más complejos del país, con solo 60 metros de ancho”, se informa en el medio electrónico El Mostrador.

El proyecto pretende, entre otras cosas, la remoción de “90.493 m³ de rocas mediante su fractura, y posterior dragado (obras sumergidas) y generación de talud (obras terrestres), en dos sectores del canal Kirke, denominados Punta Restinga y Punta Pasaje. El material proveniente de estas actividades será vertido en el mismo canal”, según la documentación ingresada en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Magallanes, que ha dado luz verde al proyecto.

Representa una inversión de US$ 18,6 millones y de acuerdo al Estudio de Impacto Ambiental, “el Proyecto consiste en ejecutar obras de ensanche que permitan la navegación, en condiciones de seguridad, de naves que requieran pasar por el canal Kirke, actual ruta de navegación hacia Puerto Natales”.

Los argumentos que hay detrás de la aprobación del ensanche, apuntan a que el proyecto traería grandes beneficios, ya que permitiría la navegación de barcos de 240 metros de largo (actualmente solo pueden navegar barcos de hasta 150 metros), lo que abriría una puerta a un gran comercio marítimo, brindaría empleos y beneficios a mucha gente. Además, permitiría ​​ la llegada de  miles de turistas llegar al Parque Nacional Torres del Paine por vía marítima.

Oposición al proyecto

Pero los opositores al proyecto difieren seriamente de estos argumentos. Alex Muñoz, director para América Latina de National Geographic Pristine Seas, advierte que el proyecto amenazará la biodiversidad, la integridad y belleza salvaje de estos parajes y, finalmente, el patrimonio natural del pueblo Kawésqar y de todos los chilenos.

Asegura que el ensanche no es necesario, ya que para la seguridad de la navegación, la Armada de Chile instaló un correntómetro en la Isla Merino, el cual transmite información en tiempo real para su correcta navegación, como datos meteorológicos y de corrientes con al menos 20 kilómetros de antelación.

Otro punto importante, es que el proyecto no es legal. El canal Kirke está en una zona triplemente protegida. El ensanche afectará la tierra dentro del parque nacional Kawésqar y el mar dentro de la reserva nacional Kawésqar. Estas áreas protegidas fueron creadas después de presentado el proyecto, lo que fue hecho ver por CONAF dentro del proceso de evaluación.

Frente a esto, el Gobierno Regional indicó que las intervenciones “no afectarán significativamente” los objetos de conservación, a pesar de que se trata de un hábitat de especies emblemáticas de la región como el delfín austral, ballenas, lobos marinos, aves marinas, centollas y bancos naturales de recursos bentónicos. 

“Tampoco se repara en que se trata de una zona sujeta a una petición de ECMPO (Espacios Costero Marino de Pueblos Originarios) por parte de comunidades Kawésqar, lo que les otorga preferencia sobre concesiones marítimas, acuícolas, entre otras”, afirman desde el medio.

Lea también:
Lea también: