Skip to main content

Revelan resultados de investigación forense a Nova Austral

Centro de cultivo de Nova Austral. Foto: Sernapesca.
Centro de cultivo de Nova Austral. Foto: Sernapesca.

Chile: El estudio jurídico estadounidense Ropes & Gray detectó que la salmonicultora “desinflaba” las cifras de smolts sembrados, para tener un “amortiguador” en los cálculos de la tasa de mortalidad que subreportaba a Sernapesca.

Tras las denuncias que interpuso Sernapesca en su contra por adulteración de cifras de mortalidad y la cancelación temporal de certificaciones internacionales, Nova Austral ha dado explicaciones a los inversionistas de la Bolsa de Oslo, donde mantiene un bono por US$300 millones.

El 16 de julio pasado, de hecho, María González Calvet del estudio jurídico estadounidense Ropes & Gray, describió los resultados de la investigación independiente de Nova Austral a los inversionistas de la Bolsa de Oslo, afirmando que “para garantizar la integridad de nuestra revisión, nos asociamos de inmediato con una firma de ingeniería forense, FTI Consulting, para identificar y preservar todos los datos relevantes de la empresa, como e-mails, registros electrónicos y bases de datos”.

En el transcurso de las últimas dos semanas, Ropes & Gray procesó para su análisis aproximadamente dos millones y medio de correos electrónicos y archivos adjuntos que usan tecnología analítica avanzada, donde a la fecha ha revisado 22.000 e-mails, además de realizar 23 entrevistas telefónicas y en persona con una variedad de colaboradores de Nova Austral en múltiples ubicaciones.

Así las cosas, González Calvet señaló que “nuestra investigación confirmó que Nova Austral cumplió su compromiso con los clientes de proporcionar salmones libres de antibióticos. Pero identificamos ciertas irregularidades en la información que la compañía proporcionó a Sernapesca durante el último ciclo de producción”.

María González Calvet. Foto: Ropes & Gray.
María González Calvet. Foto: Ropes & Gray.

La abogada detalló que “nuestra investigación confirmó que, en algunos casos, la compañía reportó erróneamente las tasas de mortalidad a Sernapesca para mantenerse por debajo del umbral legal del 15% y evitar reducciones de stock, cuyo beneficio no se ha realizado hasta la fecha”.

“Algunos empleados también informaron una práctica relacionada de ‘desinflar’ las cifras de smolts sembrados, para dar a la empresa un ‘amortiguador’ en los cálculos de la tasa de mortalidad”, apuntó la socia de Ropes & Gray.

Cuando en el estudio jurídico se enteraron de este problema, de acuerdo con González Calvet, “tomamos medidas inmediatas para identificar el alcance y la magnitud de la información errónea, y lo más importante para advertirle a Nova Austral que corrigiera los reportes a Sernapesca y que asegurara que la entrega de información correcta sería una línea a seguir”.

La salmonicultora, con la asistencia de un abogado, se comprometió, según la socia de Ropes & Gray, “directamente con los reguladores y proporcionó datos correctos y diarios de todos los sitios de Nova Austral hasta el día de hoy, en un esfuerzo por ser completamente transparente y trabajar hacia una resolución rápida con todas las entidades fiscalizadoras y organismos de certificación”.

En tanto, la jurista expuso que “una de las cuestiones que continuamos revisando tiene que ver con los esfuerzos de recuperación de los fondos marinos que ha emprendido la empresa y si esos pasos podrían haber tenido efectos ambientales adversos. La compañía colaborará con los reguladores y organismos de certificación en cualquier inquietud potencial al respecto, en caso de que surja”.

Cabe señalar que Ropes & Gray también contrató a juristas locales en Chile, Prieto Abogados, y en Noruega, Thommessen, para ayudar con la investigación interna de Nova Austral y asesorarse sobre cuestiones de derecho chileno y noruego, respectivamente.

Lea también: