Saltar al contenido principal
Piscicultura RAS Petrohué de Salmones Camanchaca. Foto: Salmones Camanchaca.
Piscicultura RAS Petrohué de Salmones Camanchaca. Foto: Salmones Camanchaca.

Chile: Aunque la empresa calificó su desempeño financiero como “pobre” a causa de la pandemia, sus costos se comportaron positivamente, donde el 87% de su materia prima se destinó a productos de valor agregado. 

Salmones Camanchaca reportó una disminución del 17% en el volumen de cosecha en el tercer trimestre de 2020 en comparación con el período correspondiente de 2019, alcanzando un volumen total de 13.368 toneladas WFE.

Los ingresos operativos ascendieron a US$5 millones durante el período, un 28% menos que los US$76,5 millones del tercer trimestre de 2019. La disminución se debe a un 8% menos de volumen de ventas, combinado con una caída de 24% en los precios del salmón Atlántico.

Los costos exjaula de salmón Atlántico fueron de US$3,06 por kilo durante el período, frente a los US$3,32 por kilo en el segundo trimestre de 2020, y en línea con el objetivo a largo plazo de la firma de US$3 por kilo. Los costos totales de procesamiento fueron de US$0,86 por kilo durante el lapso, significativamente por debajo de la meta a largo plazo de US$1 por kilo. “Esta condición de costo favorable fue posible a pesar de una reducción del 17% en el volumen procesado y una mayor proporción de productos con valor agregado (87% de la materia prima, para enfrentar el efecto pandemia)”.

El Ebitda del trimestre terminó en cifras negativas de -US$3,7 millones, una reducción de US$24,1 millones con respecto al mismo período de 2019, principalmente debido a la combinación de menores precios y volumen de ventas. Además, los costos relacionados con la operación de centros inactivos para evitar el vencimiento y el período de barbecho, agregaron US$4,7 millones a los costos operativos durante este lapso.

El EBIT operativo antes de ajustes de valor razonable en el tercer trimestre de 2020 fue negativo en US$7,6 millones, mientras que la compañía pasó de ganancias por US$15,2 millones a pérdidas de US$9,5 millones en el período. 

Al respecto, el vicepresidente de Salmones Camanchaca, Ricardo García, informó a la Bolsa de Oslo, Noruega, que “si bien nuestro desempeño operativo fue bueno y mejor que nuestros objetivos a largo plazo, y las estrategias de marketing fueron las que planeamos, nuestro desempeño financiero fue pobre, pero se atribuyó casi por completo al efecto de la pandemia en la demanda y, en consecuencia, en los precios. Una mayor oferta a mercados clave como Estados Unidos y Brasil, en línea con la continua exclusión de Rusia de varios productores y una importante depresión de la demanda en China, limitó nuestro acceso al mercado”.

“Estas restricciones y dinámicas del mercado obligaron a los productores chilenos a vender en menos mercados. Para Salmones Camanchaca, el 80% de nuestras ventas del tercer trimestre provienen de Estados Unidos, México y Japón, en formatos de valor agregado. Una demanda debilitada y un aumento de la oferta en estos pocos mercados afectaron gravemente los precios”, admitió García.

El vicepresidente de Salmones Camanchaca indicó que “a pesar de las débiles condiciones del mercado, nuestro desempeño operativo subyacente es bueno. Con los costos acuícolas y de procesamiento en línea o por debajo de nuestros objetivos a largo plazo, y la utilización continua de nuestra flexibilidad de procesamiento para optimizar la oferta de productos, estamos en buenas condiciones para perseguir nuestro ambición de crecimiento eficiente en el uso de recursos, y beneficiarse tan pronto como los mercados se recuperen, en lo que espero sea a principios de 2021".

Lea también: