Saltar al contenido principal

"Escapes de menor magnitud ocurren frecuentemente y acumulan cifra importante"

El 2020 se escaparon 410.150 salmones en Chile. Imagen: Archivo Salmonexpert.
El 2020 se escaparon 410.150 salmones en Chile. Imagen: Archivo Salmonexpert.

Chile: Para Daniel Gómez de Invasal, es clave establecer un programa de investigación permanente, que impulse a acumular más información sobre escapes de salmónidos desde centros de cultivo.

Durante marzo, Subpesca emitió una autorización de pesca ligada al proyecto "Caracterización limnológica asociada al proyecto Invasal", cuyo objetivo es entender los impactos de los salmónidos naturalizados a nivel poblacional, comunitario y ecosistémico, mediante la combinación de biología de poblaciones, ecología y aproximaciones genéticas, en un esfuerzo para gestionar eficazmente las poblaciones invasoras, así como poner en práctica estrategias de conservación de las poblaciones nativas, en agua dulce y ecosistemas costeros.

En conversación con Salmonexpert, Daniel Gómez, director de la iniciativa Núcleo Milenio de Salmónidos Invasores (Invasal), entrega directrices sobre el trabajo que están llevando a cabo actualmente.

¿En qué se relaciona este proyecto con la industria salmonicultora?

Esta autorización da continuidad a las actividades de Invasal y sus conexiones con la industria. Como centro de investigación, seguimos comprometidos con dar respuesta a interrogantes sobre los impactos socioecológicos de los escapes de salmónidos, incluyendo su distribución, su rol en el ecosistema y su capacidad de invadir nuevos ambientes. Estas interrogantes son claves en el futuro de la industria.

¿Apoyará a entender el destino y adaptación de salmones de cultivo escapados?

Sin duda. Las tres especies de la salmonicultura -trucha arcoíris, salmón coho y salmón Atlántico- parecen diferir en su habilidad para sobrevivir y reproducirse una vez que escapan al medio acuático. A esta conclusión llegamos en el informe del mega escape de Punta Redonda, Isla Huar, ocurrido en 2018 (https://invasal.cl/informes-tecnicos/).

También concluimos que un programa de investigación continuo durante el año permitiría acumular más información sobre estos impactos. Escapes de menor magnitud ocurren frecuentemente, pero pasan desapercibidos por la prensa, y creemos que hay mucha información valiosa en esos eventos.

Daniel Gómez, director de Invasal.
Daniel Gómez, director de Invasal.

¿Cómo ha afectado la pandemia por covid-19 al desarrollo de las iniciativas de Invasal?

Nos ha afectado como a todas y todos. Las actividades de Invasal tienen un fuerte componente de trabajo en terreno, tanto en aguas continentales como en la zona costera. Hemos que tenido que posponer o suspender viajes a terreno, reuniones, talleres y congresos y privilegiar el teletrabajo.

En las estadísticas 2020 de Sernapesca, se establece que el año pasado se escaparon 410.150 salmones en Chile, ¿cómo percibe esta realidad y qué efectos tiene en el medio ambiente?

Como dije anteriormente, escapes de menor magnitud ocurren frecuentemente y acumulan a una cifra importante. Los efectos dependen de cuánto tiempo persisten dichos salmones o truchas en el medio ambiente ¿Qué presas consumen más frecuentemente? ¿Son los salmones capturados rápidamente? ¿Cuál es el destino de dichas capturas? ¿Logran los salmones o truchas escapadas formar nuevas poblaciones reproductivas?

Un programa de monitoreo continuo y un trabajo colaborativo entre Autoridades, usuarios de la pesca artesanal y científicos podría dar respuesta a estas y otras preguntas. Algo sabemos, pero aún queda mucho por aprender.

Lea también: