Saltar al contenido principal

“Sin avances en la nueva regulación, la producción proyectada sería mucho mayor”

Felipe Sandoval, saliente presidente de Salmonchile.
Felipe Sandoval, saliente presidente de Salmonchile.

Chile: En su última entrevista con Salmonexpert como presidente de Salmonchile, Felipe Sandoval, destaca los avances en regulación durante su periodo, mediante el fortalecimiento de un sistema que "tiende a tener más estabilidad en la producción, premia al que le va bien y castiga al que le va mal". Además, valora los avances de la inserción de la industria en la comunidad, la publicación de los primeros informes de sustentabilidad, y califica el episodio de crisis social en Chiloé como un "campanazo" para el sector.    

Luego de cuatro años presidiendo la Asociación de la Industria del Salmón de Chile (Salmonchile), Felipe Sandoval dejará el cargo que Arturo Clement asumirá el próximo 2 de enero. El principal ejecutivo del gremio seguirá ligado a la industria, ocupando un asiento en el directorio de la compañía salmonicultora Camanchaca, y continuará participando en algunas empresas del sector financiero.

Sandoval posee una amplia trayectoria en salmonicultura. Se desempeñó como secretario ejecutivo de la “Mesa del Salmón” durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, fue subsecretario de Pesca en el gobierno de Ricardo Lagos y participó en la plana ejecutiva de la firma salmonicultora Aquachile.

Durante su paso por Salmonchile enfrentó dos importantes crisis: el bloom de algas a principios de 2016, que ocasionó la pérdida del 12% de la producción anual de salmones y que fue seguido por una crisis social en Chiloé, que frenó la producción, entrada y salida de productos y ocasionó importantes roces con la comunidad.

En 2016, el gremio enfrentó un bloom de algas que ocasionó la pérdida del 12% de la producción anual. Foto: Sernapesca.
En 2016, el gremio enfrentó un bloom de algas que ocasionó la pérdida del 12% de la producción anual. Foto: Sernapesca.

En conversación con Salmonexpert, el saliente presidente de Salmonchile realizó un balance de su paso por el gremio, destacando el fortalecimiento del camino hacia la transparencia de la industria mediante la entrega de Informes de Sustentabilidad, y los esfuerzos respecto de la inserción del sector en la comunidad.

Rememorando su entrada a Salmonchile el 2014, ¿cómo era el gremio con que se encontró y cómo lo entrega este 2017?

El principal cambio es que hoy la relación con la comunidad es un eje principal en el gremio. Veníamos trabajando hace un tiempo en esta área, quizá más lento y pausado de lo que se necesitaba, y el episodio en Chiloé fue un "campanazo" en ese sentido.

Esta es una industria que es parte de la región y de la comunidad, y su valor tiene mucho que ver con la buena inserción que tenga en el medio donde está. Eso es lo que le da valor y proyección a futuro. Cuatro años no es suficiente para decir que estamos plenamente insertos, pero hay una mirada a futuro distinta, de que no solo el tema regulatorio es una preocupación, sino que la relación con las comunidades también lo es.

A esto se suma el fortalecimiento de la imagen en Estados Unidos. La reputación es importante aquí, pero también lo es afuera, especialmente para dar valor a lo que exportamos.

A pesar de los esfuerzos en RSE la industria aún no es valorada, ¿qué falta por hacer en cuanto a la relación con las comunidades?

Es un error plantearse que si no se tiene un resultado inmediato con este tipo de actividades estás perdido.

Estos son trabajos de mediano a largo plazo, lo importante es que se dio el paso. Y hoy, respecto de la relación con los trabajadores y comunidad, ya hay un trabajo hecho y avanzado. También hemos tomado contacto y empezado un trabajo con la pesca artesanal. Falta mucho, pero ha comenzado un camino sin retorno.

A esto se suma la vía hacia la transparencia, un paso muy importante. Muchas veces se cree que las demandas están relacionadas con cosas físicas, con el hecho de dar, y a veces la demanda tiene que ver con el conocer. Cuando no se conoce, se tiene prejuicios, y el Reporte de Sustentabilidad es muy importante en ese sentido. Es abrirse, mostrar lo que hacemos y cómo lo hacemos, y poder comparar, sin temor, algo muy importante para forjar una relación con la comunidad.

¿Cómo evalúa el desarrollo del área medioambiental en la industria?

Cumplimos exigencias bien fuertes para la industria en materia medioambiental. Las empresas cumplen con las normas que a veces son muy estrictas y poseen mucha complejidad administrativa.

El 77% de lo que se cosecha está certificado con alguna norma internacional, y un 13%, que está en constante crecimiento está certificado por la ACS, bajo estándares de la WWF, normas muy exigentes. Hay un avance constante. Nosotros no somos regulados solamente por la norma chilena, sino que la demanda por salmón a nivel mundial es una regulación en sí misma, especialmente porque el consumidor de clase emergente es mucho más exigente respecto del punto de vista sanitario y ambiental, entre otros.

El 2016, el gremio entregó el Primer Reporte de Sustentabilidad de la Industria, con el fin de transparentar índices sanitarios y sociales.
El 2016, el gremio entregó el Primer Reporte de Sustentabilidad de la Industria, con el fin de transparentar índices sanitarios y sociales.

Frente a los constantes vaivenes de la industria, el ítem regulación es uno de los factores clave para otorgarle estabilidad al sector, en base a esto, ¿qué destacaría como más importante que se ha hecho en su periodo en Salmonchile y qué queda por hacer?

En esta área hay un cambio bien notable y profundo, que tiene que ver con la estabilidad de la producción y se relaciona a lo sanitario y lo ambiental.

La normativa que se ha modificado hasta la fecha tiende a eso (a regular los vaivenes). Cuando se publiquen las proyecciones de siembra para los próximos seis meses con el sistema nuevo operando, veremos cómo se compara el desempeño de la industria -con buenos precios-, pre y post aplicación de esta normativa.

Si no hubiesen existido avances en la nueva regulación, la producción proyectada hoy en día sería mucho mayor. Ahí hay un esfuerzo que habrá que mejorar en el tiempo, porque toda regulación es perfectible y compleja. El sistema que se ha construido es un sistema que tiende a tener más estabilidad en la producción y premia al que le va bien y castiga al que le va mal.

Respecto del proceso de relocalizaciones, caladeros de pesca y Ley Lafkenche ¿Cómo espera que se resuelva esto?

Con acuerdos.

El borde costero no es como la tierra. Esta última ya se distribuyó, hay propiedades establecidas, mientras que el borde costero es de todos y se asigna. Todos los que están presentes tienen derechos.

El tema es cuál es el mejor método para realizar esa distribución de actividades, en un espacio que es muy grande donde caben todos, ¿es por la vía de priorizar unos sobre otros o es por la vía de incentivar los acuerdos?

El problema que hemos tenido, es que se ha hecho sobre la base de priorizar a uno sobre otros, y eso genera conflictos, priorizando la Ley Lafkenche, por ejemplo, sobre todas las otras actividades, y eso genera un conflicto entre actores. Lo lógico hubiese sido desarrollar un mecanismo de incentivo para el acuerdo. En el caso de esta ley, hay que implementarla bien, de tal manera que las áreas que se entreguen sean las realmente necesarias y adecuadas para los pueblos originarios, y segundo que los plazos que se dan, se cumplan.

La Ley Lafkenche y el proceso de establecimiento de caladeros de pesca han sido los temas centrales que la industria espera resolver para avanzar en relocalizaciones. Imagen: Bitcoin Patagonia.
La Ley Lafkenche y el proceso de establecimiento de caladeros de pesca han sido los temas centrales que la industria espera resolver para avanzar en relocalizaciones. Imagen: Bitcoin Patagonia.

La generación de un mayor valor de la industria inserta en la comunidad tiene que ver con esto. Para poder tener un buen acuerdo y crear diálogo tenemos que conocernos, y tenemos que transparentar nuestras actividades e impacto, y esos son procesos que demoran un poco.

Mientras que para efecto concreto en las relocalizaciones debemos ponernos de acuerdo con la pesca artesanal, camino que estamos implementando. Se requiere un uso eficiente y adecuado a los espacios del territorio, donde finalmente podamos ocupar menos espacio del que ocupamos hoy en día y tener una producción más sana, e incluso mayor.

En su periodo, Marine Harvest, una de las más importantes salmonicultoras a nivel mundial abandonó el gremio ¿cómo vivió este episodio y cómo prevé la cohesión de la industria?

Siempre es lamentable que salga alguien del gremio, alguien de la familia. Lo sentí mucho en ese minuto, fue sorpresivo. Lo ideal era que hubiesen seguido en el gremio. Pero yo no pierdo la esperanza que en algún minuto se puedan reintegrar y ojalá sea así. En las cosas de fondo había acuerdos, pero en el mecanismo para llegar a ello, había diferencias.

En cuanto a la cohesión, ésta depende de la dirección que tenga el gremio. Yo confío mucho en lo que pueda hacer Arturo Clement en el futuro. Yo creo que está internalizado, por lo menos en los actuales socios, de que más allá de las debilidades que se pueda tener como gremio, producto de que a veces hay que superar las diferencias con soluciones no perfectas, la unidad, o que al gremio concurra la mayor parte de las empresas, le da un valor muy fuerte.

Por lo tanto, la maestría para dirigir el gremio tiene que ver con eso, con cómo se puede avanzar en una dirección que haga una industria sustentable y más competitiva, mantenido la coherencia y la cohesión al máximo posible, eso es un trabajo de día a día.

¿Cuál será su aporte como director de Camanchaca, tomando en cuenta que es una empresa que se encuentra en un momento crucial, en medio de una posible apertura a la Bolsa de Oslo y un sólido posicionamiento en Estados Unidos?

Poner mi experiencia a disposición del directorio de Camanchaca, mi visión de la industria. Tengo trabajo hecho en el sector público, privado y gremial, y creo que eso puede ser un aporte en la empresa, una mirada más amplia y no tan específica, y por lo tanto aporto desde la experiencia que he tenido.

 ¿Qué consejo podría entregarle a Clement, su sucesor?

Que tenga mucho éxito. Yo creo que será un gran aporte a la industria y  es la persona adecuada para el periodo que viene.

En estos cuatro años en que fue director de Salmonchile siempre tuvo una opinión muy centrada, moderada, ponderada y madura, y sentí que fue un apoyo para fortalecer al gremio. Si él mantiene esa posición y mirada a largo plazo, pensando en el conjunto de la industria, será una presidencia muy  exitosa.