Saltar al contenido principal

Tratamiento combinado de agua dulce+azametifos posee alta efectividad sobre parásitos

Fuente: Presentación Hanss Kossman.
Fuente: Presentación Hanss Kossman.

Chile: Baños realizados con la tecnología de Salmoclinic, en condiciones experimentales, muestran una eficacia cercana al 94,5% sobre estadios juveniles de Caligus.

Durante la mañana de ayer martes, Aquagestión llevó a cabo el e-Seminario Internacional de Caligus, instancia donde distintos expertos presentaron los avances en múltiples áreas de uno de los principales dolores de la cabeza de la industria salmonicultora chilena.

En la actividad que contó con Salmonexpert como media partner, Hans Kossmann, socio fundador de Patagonia Wellboat y Salmoclinic, mostró las ventajas y resultados de diversos estudios en cuando al uso de agua dulce producida por osmosis reversa en tratamientos terapéuticos en salmones.

El profesional comenzó su charla destacando las ventajas del tratamiento para Caligus mediante baños con agua dulce, donde tratamientos por más de dos horas poseen una alta eficacia en parásitos adultos, sobre el 80%.

Un problema asociado a práctica es que algunos piojos que se desprenden del pez pueden recuperarse y volver a infestar a otros individuos, por lo que Kossmann advirtió la importancia de realizar estos tratamientos en ambientes cerrados con wellboats que retengan los parásitos de aguas residuales.

Caso muy parecido fue el que evidenciaron para peróxido de hidrógeno, donde los resultados de ensayos de laboratorio in vivo con tratamiento realizados tanto en agua dulce como en agua de mar con condiciones controladas por 15-30 minutos, fueron relativamente buenos (hasta 90% de efectividad). No obstante, se genera el mismo problema con parásitos que pueden recuperarse.

Para el caso de azametifos, el experto señaló que las efectividades en adultos “son bastante altas (hasta 96%), pero para evitar una recuperación de los parásitos post tratamiento, el tiempo de exposición al fármaco y la concentración son muy importantes”.

Osmosis reversa

Luego, Hans Kossmann dio a conocer cómo operará la tecnología incluida en Salmoclinic, la cual genera agua dulce mediante osmosis reversa evitando la variabilidad natural del agua de mar en términos de salinidad, contenido de materia orgánica y otros, componentes que podrían influir en la efectividad de los fármacos.

Dentro de las ventajas esta tecnología, el socio fundador de Patagonia wellboat mencionó que aumenta de manera significativa la efectividad del fármaco utilizado y permite la degradación del fármaco sin generar residuales tóxicos, entre otras cosas.

Tecnología que combina producción de agua dulce por osmosis inversa y sistema de degradación de oxidación avanzada de fármacos presentes en el efluente. Fuente: Presentación Hanss Kossman.
Tecnología que combina producción de agua dulce por osmosis inversa y sistema de degradación de oxidación avanzada de fármacos presentes en el efluente. Fuente: Presentación Hanss Kossman.

El agua de descarga para tratar posterior a un tratamiento con agua dulce contiene una cantidad de materia orgánica muy baja y no genera ciertos residuales que no son aceptables. “Ahora desarrollamos un sistema de degradación de oxidación avanzada de fármacos que combina adsorción con oxidación electroquímica de los fármacos presentes en el efluente. Esto produce una degradación de entre un 80 y 99% según compuesto activo, generando principalmente CO2, hidrógeno, agua y minerales”, sostuvo Kossman.

Resultados

Finalmente, el experto entregó los resultados más recientes que obtuvieron en conjunto con el laboratorio FAV para la aplicación de esta innovación, en donde realizaron tratamientos combinados de azametifos y agua dulce. Para azametifos, el reactor logró eliminar entre el 80-82% del fármaco en el agua residual durante los primeros 60 minutos. Luego, la efectividad combinada de agua dulce+azametifos fue cercana al 94,5% sobre juveniles de Caligus.

“Esta combinación es una muy buena forma de cortar el ciclo del parásito con un producto que ya está bastante probado”, planteó Kossman. En el caso de cipermetrina y deltametrina, la tasa de degradación del antiparasitario post tratamiento fue sobre el 95%, y se mantuvo de forma constante en el tiempo.

Lea también: