Skip to main content

Ventajas y desafíos de los sistemas de recirculación acuícola

Uno de los expositores de la jornada, PhD Raúl Piedrahita, de la Universidad Davis de California. Foto: BioMar Chile.
Uno de los expositores de la jornada, PhD Raúl Piedrahita, de la Universidad Davis de California. Foto: BioMar Chile.

Chile: Más de 40 personas de la industria salmonicultora están participando del BioMar Training Program, que se está realizando desde ayer en Puerto Varas, enfocado en RAS. 

Hasta el 13 de septiembre, un diverso grupo de más de 40 personas de la industria salmonicultora, se encontrará compartiendo y aprendiendo en relación a sistemas de recirculación (RAS) en agua dulce gracias a esta inédita iniciativa de BioMar en Chile. El programa cuenta con la participación de PhD Raúl Piedrahita (Universidad Davis de California), PhD Germán Merino (Universidad Católica del Norte), Dr. Marcelo Araneda (Benchmark Genetics Chile) y MSc Joel Barraza (Universidad Católica del Norte), que en forma individual y conjunta, entregarán información específica de los distintos aspectos, revisarán casos reales y realizarán ejercicios prácticos.

Entre los temas repasados durante esta primera jornada, según comunicado de prensa, se revisaron las principales razones que han llevado a la implementación de sistemas RAS en Chile y el mundo, donde si bien se reconoce que la inversión es importante, se trata de sistemas que se comunican mejor con las presiones medioambientales de la sociedad actual, con un uso más eficiente de los recursos tanto hídricos como energéticos. Que, en la realidad, han permitido reducir desde 200m3 a 0,1m3 de agua utilizada por kilo de alimento o también, cosechar peces de hasta 150g a 230g en algunos casos, en períodos de tiempo mucho más reducidos que hace 10 o 15 años.

Igualmente, se ha estado hablando de algunos de los desafíos que se deben tener muy resueltos en estas materias. Principalmente en relación al alimento, se ha puesto énfasis en la calidad de éste, con la menor generación de nitrógeno posible y con una conversión altamente eficiente, siendo la turbiedad del agua o el mal funcionamiento del biofiltro indicadores de alarma en este sentido.

El gerente general de BioMar en Chile, Eduardo Hagedorn, dio la bienvenida a los asistentes y, tras mostrarles el compromiso y jugada de la compañía con esta estrategia productiva, compartió con ellos el mundo de posibilidades de crecimiento que existe en este campo.

Para los días restantes, abordarán temas y ejercicios en relación a la calidad del agua, métodos para el diseño de los sistemas y estanques, gestión de sólidos, biofiltración, transferencias gases, sistemas flujos en las tuberías, bioseguridad, riesgos bioeconómicos y alimentación.

Lea también: